Tuesday, October 17, 2017

Id a Jesús en Oración


Por todo el campamento de Israel habían heridos y los moribundos que habían sido heridos por el aguijón mortal de la serpiente. Pero Jesucristo habló desde la colimna de nube y dio instrucciones para que la gente pudiera ser sanada. Se hizo la promesa de que todo aquel que mirara a la serpiente de bronce viviría; y para aquellos que miraron, la promesa fue verificada. Pero si alguien decía: "¿De qué sirve mirar? Ciertamente moriré de la picadura mortal de la serpiente "; si continuaban hablando de su herida mortal, y declaraban que su caso era inútil, y no realizaban el simple acto de obediencia, morirían. Pero todos los que miraron vivieron. . . .

Ahora colocamos nuestra atención en el Gran Médico. "He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo". Mientras miremos nuestros pecados y hablemos de nuestra miserable condición, nuestras heridas y llagas putrefactas permanecerán. Es cuando quitamos nuestros ojos de nosotros mismos, y los fijamos en el Salvador, elevado, para que nuestras almas encuentren esperanza y paz. El Señor nos habla a través de Su Palabra, diciéndonos "mira y vive". "El que recibe su testimonio, éste atestigua que Dios es veraz. Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida. El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado en su mano".

Hay muchas razones por las cuales deberíamos ser alentados a esperar la salvación de nuestras almas. En Jesucristo, todas las provisiones para nuestra salvación han sido hechas. No importa cuáles hayan sido nuestros pecados y defectos, hay una fuente abierta en la casa de David por todo pecado e inmundicia. " Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana". Esta es la palabra del Señor. ¿La aceptaremos? ¿Creemos en él? —Signs of the Times, Apr. 2, 1894.


Friday, October 13, 2017

Cómo Dios Ve el Trabajo



Mientras estamos en este mundo, debemos asegurar mediante el sudor de nuestra frente el pan que comemos. Muchos están inclinados a divorciar el negocio temporal del servicio espiritual. Muchos piensan que el tiempo dedicado a cosas temporales se pierde. Piensan que si pudieran dedicar su tiempo enteramente a los deberes religiosos, serían mucho más fervientes y fervorosos en las cosas religiosas. Pero Cristo no nos ha dejado tal ejemplo. Era un verdadero obrero, tanto en lo temporal como en lo espiritual, y en todo lo que hizo, tuvo la determinación de hacer la voluntad de su Padre. No es la intención de Dios que el negocio de la vida se quede quieto, que todos los deberes se consideren como sin importancia, en contraste con el ministerio y las líneas de trabajo abarcadas por el ministerio. A cada hombre Dios ha dado su obra, según su capacidad. . . .

El trabajo negligente y perezoso no es una ofensa tan grande contra los hombres como contra Dios. Al hacerlo, está formando su carácter para la infidelidad. La única manera correcta de hacer las cosas es hacerlo todo para la gloria de Dios. No tome a ningún ser humano como su criterio. Que ninguna voz humana establezca el límite de su deber. Un ser humano puede tener una autoridad legal sobre otro, y puede inspeccionar correctamente su trabajo, pero todo obrero debe mirar más allá a lo divino, a Aquel que gobierna en los cielos, cuyos ojos contemplan todas las obras de nuestras manos. El Señor nos ha llamado a ser sus siervos en todas las cosas, y ninguna obra infiel llevará la firma de "Bien hecho".  Spalding and Magan Collection, pág. 93.

 Concluido.


Tuesday, October 3, 2017

La Norma del Juicio


 El primer ángel de Apocalipsis 14, llama a los hombres a Temer "a Dios," y darle "gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas." A fin de hacer eso, deben obedecer Su ley.... Sin obediencia a Sus mandamientos, ninguna adoracin ser agradable a Dios. "Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos." 1 Juan 5:3.
     Muchos maestros religiosos dicen que Cristo, por medio de su uerte, nos ha liberado de la ley; Many pero no todos tienen ese punto de vista.... La Ley de Dios, por su naturaleza misma, es inmutableEs una revelación de la voluntad y el carácter de su Autor. Dios es amor, y su ley es amor. Sus dos grandes principios son el amor a Dios y al hombre. "El cumplimiento de la ley es el amor". El carácter de Dios es la justicia y la verdad, y tal es la naturaleza de Su ley. El salmista dijo: "Tu ley es la verdad"; " todos tus mandamientos son justicia"; y el apóstol Pablo declaró: "L la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno", Una ley tal, una expresión de la mente y de la vluntad divina, debe ser tan dueradera como su Autor.
     Y esa es la norma per la cual las vidas y los caracteres de los hombres serán probados en el juicio. Después de señalar el deber de obeder los mandamientos, Salomón añadió: " Porque Dios traerá toda obra a juicio". El apóstol Santiago adverte a sus hermanos, " Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad." 
     Jesús aparecerá en el juicio como el Defensor de Su pueblo, para implorar en su favor ante Dios. "Si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el Justo". (1 Juan 2:1). " Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios;" "  por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos. " (Hebre0s 9:24; 7:25). 

    En el juicio todos los que verdaderamente se hayan arrepentido del pecado y por la fe hayan reclamado la sangre de Cristo como su sacrificio expiatorio, habrán recibido el perdón de sus nombres en los libros del cielo; como se han hecho partícipes de la justicia de Cristo, y sus caracteres se encuentran en armonía con la ley de Dios, sus pecados serán borrados, y ellos mismos serán considerados dignos de la vida eterna ... Jesús dijo," El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles." Southern Watchman, 10 de octubre 1905. 

Concluido.

Thursday, September 28, 2017

Tesoro Inestimable


Cuando Cristo comparó el reino de los cielos con una perla de gran precio, deseó que cada alma apreciara esa perla por encima de todo. La posesión de la perla, que significa la posesión de Cristo como un Salvador personal, es un símbolo de [posesión de] las más altas riquezas. Es un tesoro sobre todo tesoro terrenal. . . .
     Hay algunos que están buscando, siempre buscando, la perla de gran precio. Pero no hacen una entrega total de sus hábitos erróneos. No morirán a sí mismos para que Cristo viva en ellos. Por lo tanto no encuentran la perla preciosa. . . . Nunca saben lo que es tener paz y armonía en el alma; porque sin la entrega total de sí mismos no hay reposo, ni alegría. Casi cristianos, aunque no totalmente cristianos, parecen estar cerca del reino de los cielos, pero no pueden entrar allí. Casi, pero no totalmente salvados, significa estar completamente perdidos. . . .
     En la parábola se representa al comerciante como vendiendo todo lo que tenía para adquirir posesión de una perla de gran precio. Esta es una bella representación de aquellos que aprecian la verdad tan altamente que renuncian a todo lo que tienen para llegar a entrar en posesión de ella. Se aferran a la fe de la salvación provista para el hombre en el sacrificio del Hijo unigénito de Dios. La justicia de Cristo, como una perla pura y blanca, no tiene defecto, ni culpa, ni mancha. Ninguna obra del hombre puede mejorar las grandes y preciosas verdades de la Palabra de Dios. No son una mezcla de verdad y error. Están sin un defecto. . . .
     Cristo está listo para recibir a todos los que vienen a Él con sinceridad. Pero no tolerará una partícula de fingimiento o hipocresía. Él es nuestra única esperanza. Es nuestro Alfa y Omega. Es nuestro sol y nuestro escudo, nuestra sabiduría, nuestra santificación, nuestra justicia. Sólo por medio de Su poder pueden nuestros corazones ser guardados diariamente en el amor de Dios. . . .

     La salvación, con sus tesoros inestimables, comprados por su sangre, es la perla de gran precio. Se puede buscar y encontrar. Pero todos los que realmente la encuentran venden todo lo que tienen para comprarla. In Heavenly Places, pág. 49.

Wednesday, September 20, 2017

La Obra y los Obreros—Parte 2

Hubo hombres que trabajaron antes de mí, construyendo humildes casas de culto. Aquellos recién llegados a la fe estaban ayudando con manos dispuestas, y aquellos que tenían medios estaban ayudando con sus medios. Se estaba haciendo preciamente lo que debeía haber sido hecho hace años. Vi la obra avanzando. En el sótano de la iglesia, sobre el suelo, se proporcionaba una sala para una escuela donde los niños podían ser educados. Los maestros fueron seleccionados para ir a ese lugar; los números en la escuela no eran grandes, pero fue un comienzo feliz. Oí los cánticos de los hijos y de los padres: "Si el Señor no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican, si el Señor no guarda la ciudad, el vigía vela sólo en vano". "Alaba al Señor, oh alma mía, mientras yo viva, alabaré a Jehová, y cantaré alabanzas a mi Dios mientras tenga vida: no confíes en los príncipes ni en el hijo del hombre, en quien no hay ayuda ". "Alabad al Señor desde los cielos: Alabadle en las alturas, Alabadle, todos sus ángeles: Alabadle, todos sus ejércitos. Alabadle, sol y luna: Alabadle todas los astros de luz."

Los grupos que se levanten necesitarán un lugar de culto. Necesitarán escuelas tener un lugar donde la instrucción bíblica se pueda dar a los niños. La escuela es necesaria tanto como el edificio de la iglesia es necesario. El Señor tiene hombres preparados para dedicarse a la obra tan pronto como se haga algo para preparar el camino para ellos.
The Advocate, 1 de marzo de 1899.


Concluido.

Thursday, September 14, 2017

La Obra y los Obreros—Parte 1


     Dios escoge a sus obreros de todas las clases de personas, y los imbuye con su propio Espíritu. Así fue en tiempos antiguos. Los hombres y mujeres  seleccionados por Dios eran personas de intenso fervor, llenos de celo. . . .
     Como un panorama, pasaron delante de mí ciudades y pueblos, donde se acamparon tiendas grandes y pequeñas. Había obreros en el ministerio que presentaban la verdad, no en largos y laboriosos discursos, sino en breves discursos que llegaban al punto, y luego llamaban a todos los que no estaban satisfechos de que estaban preparados para la venida de Cristo y todos los que se sentían trabajados y cargados, a que entraran en una tienda aparte por sí mismos. Esta es la obra que hay que hacer. Que los que son espirituales conversen con esas pobres y preciosas almas. Oren con ellos y por ellos. Emprendan la obra; no la abandonen. Visiten de casa en casa, guardando sus propias almas en el amor de Dios.
     Que cada uno siga al Señor, y no busque obligar a nadie a hacer una obra que usted cree que debe hacer. Esa es la obra que se debe hacer en las ciudades y pueblos. Entonces, cuando las almas acepten la verdad, no deben dejarse sin trabajo ni estímulo. Sus pies han de ser plantados sobre la roca eterna. Advocate, 1 de marzo de 1899.


Continuará...

Thursday, September 7, 2017

Fuerzas para Hoy


Edson, las tentaciones vendrán a mí y a ti. He estado luchando con el tentador durante algún tiempo, pero no le daré al enemigo la victoria. Es mi privilegio tener perfecta fe y confianza en Dios. Jesús de Nazaret estuvo por encima de todos los demásfue sobre todas las cosas, el Hijo del hombre. . . . Cristo es el patrón de lo que el Señor quiere que seamos....

     He sido tentada, muy tentada, ya que veo cuán poco muchos que profesan amar a Dios lo están amando realmente. Nuestra obediencia a Sus mandamientos testifica si somos realmente hijos de Dios. Estamos inclinados a preocuparnos por la perspectiva de las cosas que transpiran en nuestro mundo. Todas las fuerzas de los poderes de las tinieblas están trabajando contra la raza humana para restringir la libertad religiosa y obligar al servicio y la adoración de un ídolo sabático. Dios sabe todo acerca del resultado.

     Estoy tan contenta de que el Padre entiende cada fase de las dificultades que tendremos que enfrentar. Creyéndolo y sabiendo que Él es Dios, sabemos que Él ve con una visión más amplia de la que nos es posible a nosotros. Sus ideales son más elevados que cualquiera de nuestras concepciones. Él puede leer todos los propósitos de los corazones que se están uniendo contra Dios, y cooperando con los ángeles malos para derrocar a los justos. Todas las fuerzas de ángeles malos combinadas con hombres malos estarán en acción para suprimir la verdad y la libertad de creer en la verdad. No vamos a fallar ahora en nuestro trabajo; no nos desanimaremos. Cada asunto está abierto como el día al Escudriñador de los corazones. Él ve el esfuerzo hecho para influenciar a un niño en la dirección equivocada. El Alto y Sublime que habita en la eternidad no pasará por alto a quien se oponga a Su voluntad contaminando y corrompiendo las mentes humanas. Debemos considerar que Dios sabe, Dios entiende. . . .

     Hijos, no limitéis al Santo de Israel en vuestros casos individuales. Pueden estar conectados con Dios. Crecer en fe y confianza y en una  confianza inquebrantable en Dios. El Señor ha hecho mucho por vosotros, hijos míos, y vuestros propios seres dados al Señor sin reserva os harán canales de luz. Cuando busquéis primero el reino de Dios y su justicia, todas las demás cosas os serán añadidas. La santidad tiene la promesa de la vida que ahora es tanto como la que está por venir. Al recibir la rica gracia de Dios, la difundiréis. El cumplimiento fiel de los deberes de hoy será la mejor preparación para los peligros de mañana. No reuniremos todos las desventajas de mañana para añadirlas a las cargas de hoy. Suficiente para el día es su mal. Dios nos da fuerzas para cada día.


"Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal." Mateo 6:34.
Letter 141, Jan. 30, 1896, a Edson and Emma White.

Concluido.