Sunday, December 29, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 19



"Y los hijos de Bilha, sierva de Rachêl: Dan, y Nephtalí." Génesis 35:25.

Nephtalí (Significado: Mi lucha)

"Que nadie piense que porque Nephtalí 'daba dichos hermosos" representaba un carácter trivial e inestable, porque en la gran batalla típica de Megido, Nephtalí fue un pueblo que "expuso su vida á la muerte....en las alturas del campo".  Jueces 5:18. La traducción literal del original [hebreo] es muy enfática "desolaron sus vidas hasta la muerte;" estaban determinados a conquistar o morir, y por lo tanto se abalanzaron a lo más peligroso de la batalla. La causa de Dios era más preciosa para ellos que la vida, y no evitaron el pelear en las alturas del campo, expuestos a los dardos de fuego del enemigo, si el éxito de la batalla lo demandaba.

"En la bendición que Moisés le dio a Nephtalí antes de morir, él dijo" 'Y á Nephtalí dijo: Nephtalí, saciado de benevolencia, Y lleno de la bendición de Jehová, Posee el occidente y el mediodía." Deuteronomio 33:23, Reina Valera Antigua.

"Ciertamente, esta es una bendición que debiera ser codiciada por todo hijo de Dios, —"saciado de benevolencia". El Señor colma grandemente de favores a todo aquel cuyos pecados son perdonados; pero cuán a menudo no estamos satisfechos y somos impacientes, y vamos por la vida con la cabeza baja.

"Porque no estamos 'saciados de benevolencia' no estamos saciados 'de la bendición de Jehová'. El hijo de Dios que se da cuenta completamente de lo que significa el ser limpiado del pecado y cubierto con el manto de la justicia de Cristo, estará 'saciado de benevolencia' y si aprecia las muchas bendiciones que recibe de las manos del Señor, y las contará día tras día, descubrirá que su vida está llena de 'la bendición de Jehová'.

"Nephtalí se unió al resto de Israel en coronar a David en Hebrón, y el registro declara que junto con otras tribus del norte, llevaron gran provisión a Hebrón en ese tiempo. (Véase 1 Crónicas 12:40.)

"Barac, de Cedes de Nephtalí, es el único gran héroe de esta tribu que se menciona en la Biblia. La batalla que él peleo, bajo la dirección de la profetisa Débora fue, en muchos aspectos, la batalla más grande que peleó el antiguo pueblo de Dios, y es un tipo, o una lección objetiva de la batalla del Armagedón. (Véase Jueces 4:6-24.)" S.S. Haskell, The Cross and Its Shadow, págs. 313-314.

Continuará...

Sunday, December 22, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 18



Dan (Significado: Juicio) Nephtalí (Significado: Mi lucha)

Contraste Entre Nephtalí y Dan

"En las tribus de Judá y Dan había hombres considerados especialmente 'entendidos' en artes y oficios. Por un tiempo esos hombres permanecieron humildes y desinteresados; pero en forma gradual, casi imperceptiblemente perdieron su asidero en Dios y en su verdad. Comenzaron a pedir sueldos más altos a causa de su habilidad superior. En algunos casos su pedido fue concedido, pero muy a menudo los que pedían sueldos más elevados encontraron empleo en las naciones circundantes. En lugar del noble espíritu de abnegación que había llenado los corazones de sus de sus ilustres antecesores, ellos alentaron un espíritu de avaricia, de codiciar cada vez más bienes. Sirvieron a reyes paganos con las habilidades que Dios les había dado y deshonraron a Su Creador.

"Salomón buscó entre esos apóstatas un supervisor para que dirigiera la construcción del templo en el Monte Moriah....Acudió al rey de Tiro en busca de 'un hombre hábil  que sepa trabajar en oro, en plata, en bronce, en hierro, en púrpura, en grana y en azul, y que sepa esculpir con los maestros...en Judá y en Jerusalén (2 Crón. 2:7)

"El rey fenicio respondió enviándole a Hiram-abi, 'un hombre hábil y entendido..., hijo de una mujer de las hijas de Dan, mas su padre fue de Tiro' (2 Crón. 2:13:14). Este contramaestre, Hiram-abi, era un descendiente por la línea materna de Holiab, a quien cientos de años antes, Dios había concedido sabiduría especial para la construcción del tabernáculo. De este modo, al frente de la compañía de obreros de Salomón, se había colocado a un hombre no santificado, que pedía una remuneración superior debido a su habilidad excepcional.

"La influencia perjudicial puesta en marcha al emplear a este hombre de espíritu codicioso, compenetró todas las ramas del Servicio del Señor, y se extendió por todo el reino de Salomón." Elena G. de White,  Mensajes Selectos, tomo 2, págs. 198-200.

"Juzgar no es cosa baladí. Recordad que muy pronto el registro de vuestra vida pasará bajo la mirada de Dios. Recordad que él dijo también: 'Por lo cual eres inexcusable, oh, hombre, cualquiera que juzgas: porque en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque lo mismo haces tú que juzgas. Mas sabemos que el juicio de Dios es según verdad contra los que hacen tales cosas. ¿Y piensas esto, oh hombre, que juzgas a los que hacen tales cosas, y haces las mismas, que tú escaparáas del juicio de Dios.' (Romanos 2:1-3.)" Elena G. de White, Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 230.

Nota Editorial- La ambición, la codicia, la mundanalidad, la idolatría, y una lengua perniciosa fueron la perdición de Dan y de la mayoría de sus descendientes.

El Contraste Era Marcado Entre los Hermanos


"Nephtalí, el sexto hijo de Jacob, fue el segundo hijo de Bilha, la sierva de Rachel. La Biblia guarda silencio con respecto a su historia personal, exceptuando la declaración de que él tuvo cuatro hijos de los cuales surgió la tribu de Nephtalí; pero la tradición judía declara que Nephtalí se destacó como un correrodr muy rápido, y que él fue escogido por José como uno de los cinco que representó a la familia ante Faraón.

"En la bendición del moribundo Jacob, Judá fue comparado con un león, Dan con una serpiente, Issachar con un burro fuerte, Benjamín con un lobo, pero Nephtalí, con un sierva que ha sido soltada, y que da "dichos hermosos," [Génesis 49:21.] Una sierva, es un animal tímido, lista para huir a la primera señal de peligro. Nadie trataría de atar una carga a un ciervo.

"Nephtalí tenía  un carácter muy diferente del de Issachar, quien era un "Issachâr, asno huesudo Echado entre dos tercios" o el de Judá con su poder real; sin embargo, Nephtalí tenía un precioso don que todos pueden codiciar. él da "dichos hermosos". No teniendo el impedimento de muchas de las responsabilidades que llevaban algunos de sus hermanos, tiene tiempo de encontrar a los que están tristes y desanimados, y mediante sus "dichos hermosos" puede animar a los desanimados y consolar a los apesadrumbrados." S.N.  Haskell, The Cross and Its Shadow, págs. 312-313.


Continuará...

Sunday, December 15, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 17


Dan (Significado: Juicio) Nephtalí (Significado: Mi lucha)

Contraste Entre Dan y Nephtalí

"Y viendo Rachêl que no daba hijos á Jacob, tuvo envidia de su hermana, y decía á Jacob: Dame hijos, ó si no, me muero. Y Jacob se enojaba contra Rachêl, y decía: ¿Soy yo en lugar de Dios, que te impidió el fruto de tu vientre?  Y ella dijo: He aquí mi sierva Bilha; entra á ella, y parirá sobre mis rodillas, y yo también tendré hijos de ella. Así le dió á Bilha su sierva por mujer; y Jacob entró á ella. Así le dió á Bilha su sierva por mujer; y Jacob entró á ella. Y concibió Bilha, y parió á Jacob un hijo. Y dijo Rachêl: Juzgóme Dios, y también oyó mi voz, y dióme un hijo. Por tanto llamó su nombre Dan.
Y concibió otra vez Bilha, la sierva de Rachêl, y parió el hijo segundo á Jacob. Y dijo Rachêl: Con luchas de Dios he contendido con mi hermana, y he vencido. Y llamó su nombre Nephtalí." Génesis 30:1-8.

"Los celos y la terquedad son los frutos naturales del egoísmo." Elena G. de White, Testimonies, tomo 2, pág. 545.

"la envidia, los celos, las malas sospechas y el hablar mal de otros son de Satanás, y son efectivos en impedir la obra del Espíritu Santo." Ibid., tomo 6, pág. 42.

Nota Editorial- Aunque para nuestro propósito de estudiar las características de las tribus que componen los 144,000, no incluiremos un estudio detallado de la tribu the Dan, haremos un pequeño esbozo aquí del carácter de Dan y de las diferencias más sobresalientes entre él y su hermano Nephtalí.
Aunque Dan era hijo de una concubina o esposa secundaria, Dios no hace acepción de personas, y su padre, antes de morir,  dijo proféticamente acerca de él: "Dan juzgará á su pueblo, Como una de las tribus de Israel." Génesis 49:16. Ambos hijos de Bilha tenía un carácter diferente y un potencial distinto. Su padre había descrito el carácter de Dan al decir: "Será Dan serpiente junto al camino, Cerasta junto á la senda, Que muerde los talones de los caballos, Y hace caer por detrás al cabalgador de ellos." Génesis 49:17.
¿Qué clase de carácter está representado por el de una serpiente que muerde por detrás? La siguiente cita describe vívidamente el carácter de Dan:  "El egoísmo, el orgullo, la envidia, la malicia, los malos pensamientos, el hablar mal de los demás a sus espaldas, el chisme y el andar reportando a otros, han sido acariciados entre ellos, hasta que el Espíritu de Dios tiene muy poco que ver con ellos. Las oraciones de algunos son, en su estado actual, una abominación a la vista del Señor....Mientras profesan ser siervos de Jesucristo, son siervos del enemigo de la justicia, y sus palabras testifican acerca de ellos, que no conocen a Dios, y que sus corazones no están en obediencia a la voluntad de Cristo." Elena G. de White, Pamphlet 159., págs. 69-70.
Nótese que aunque Dan era hijo de una sierva, en el Israel espiritual de Dios no hay respeto a personas. A Dan se le dio las mismas oportunidades que a su hermano Nephtalí. Pero un hermano escogio ir por un camino y el otro por el sendero opuesto. Dan desarrolló la sutileza y la agudez de la serpiente, mientras que su hermano Nephtalí escogió dar "dichos hermosos". Como resultado, ambos tuvieron un destino diferente.

Continuará...

Sunday, December 8, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 16


"El señor dio una importante lección a su pueblo entodas las edades cuando le impartió a Moisés en el monte instrucción con respecto a la construcción del tabernáculo. En esa obra, él requería perfección en todo detalle. Moisés estaba versado en toda la sabiduría de los egipcios; tenía un conocimiento de dios, y los propósitos de Dios le habían sido revelados en visión; pero no sabía como grabar ni como bordar....
"Entonces, Dios mismo explicó como la obra había de ser ejecutada. Escogió por nombre las personas que deseaba que hicieran una cierta obra. Bezaleel había de ser el arquitecto. Este hombre pertenecía a la tribu de Judá—una tribu que Dios se deleitaba en honrar." Elena G. de Whhite, Counsels to Parents, teachers and Students, pág. 59.

"Antes de que comenzara la distribución de la tierra, Caleb, acompañado de los jefes de su tribu, presentó una petición especial....Esta petición fue apoyada por los hombres principales de Judá. Como Caleb mismo era representante de su tribu, designado para colaborar en la repartición de la tierra, había preferido tener a estos hombres consigo al presentar su pedido, para que no hubiera apaciencia siquiera de que se valía de su autoridad para satisfacer fines egoístas.

"Lo que pedía le fue otorgado inmediatamente. A ningún otro podía confiarse con más seguridad la conquista de esa fortaleza de gigantes. 'Josué entonces lo bendijo, y dio a Caleb hijo de Jephone a hebrón por heredad,...porque cumplió siguiendo a Jehová Dios de Israel.' La fe de Caleb era en esa época la misma que tenía cuando su testimonio contradijo el informe desfavorable de los espías....No pidió una tierra ya conquistada, sino el sitio que por sobre todos los demás los espías habían considerado imposible de subyugar. con la ayuda de Dios, quería arrebar aquella fortaleza de manos de los mismos gigantes cuyo poder había hecho tambalear la fe de Israel. Al hacer su petición no fue movido Caleb por el deseo de conseguir honores o engrandecimiento. El valiente y viejo guerrero deseaba dar al pueblo un ejemplo que honrara a Dios, y alentar a las tribus paa que subyugaran completamente la tierra que sus padres habían considerado inconquistable." Elena G. de White, Patriarcas y Profetas, págs. 546-548.

"Los Calebs son los hombres que más se necesitan en estos últimos días." Elena G. de White, Testimonies, tomo 5, pág. 130.

"Doce mil de los 144,000 entrarán en la ciudad santa bajo el nombre de Judá, —personas que, en tiempos de preplejidad, han sido reconocidos por sus hermanos como líderes en los cuales se podía confiar.

"'Cachorro de león, Judá; De la presa subiste, hijo mío. Se encorvó, se echó como león, Así como león viejo: ¿quién lo despertará?' [Génesis 49:9.] En esas palabras Jacob da a entender que sería tan fácil vencer a un león como lo sería el vencer a uno que tuviera el carácter de Judá; y que sería tan seguro el despertar a un león viejo como lo sería el contender con uno que se mantiene firme en su integridad a Dios.

"El carácter de Judá es uno que podríamos codiciar,—esa firmeza que no rendiría nuestra integridad cristiana, sino que tuviera la seguridad de que Dios está con nosotros cuando somos asaltados por Satanás y por todo su ejército.

"En el Sinaí, los hijos de Judá contaban 74,600. Evidentemente, tuvieron solamente una pequeña parte, si tuvieron alguna, en la apostasía en Sitim, donde el número de los de Simeón fueron grandmente reducidos; porque el número de los de Judá era 76,500 cuando se fueron de Sitim para entrar en la tierra prometida.

"La tribu teh Judá ocupaba una posición entre las otras tribus similar a la que su progenitor ocupaba en la familia de su padre. Se les confió el cuidado del sacerdocio. Las nueve ciudades que fueron ocupadas por la familia de Aarón, los sacerdotes, estaban todas dentro del territorio de Judá y de Simeón. [Véase Josué 21:9-16.] El resto de las cuarenta y ocho ciudades ocupadas por los levidas estaban esparcidas entre todas las demás tribus.

"La tribu de Judá era independiente. Después de la muerte de Saúl, no esperaron a que otros reconocieran a David como rey, sino que lo coronaron como rey de Judá, y David reinó sobre ellos por siete años y medio antes de que fuera coronado como rey de Israel. [Véase 2 Samuel 2:4, 11.]

"Después de la muerte de Salomón, Judá y Benjamín permanecieron fieles a los descendientes de David y formaron el reino de Judá.

"Ese reino retuvo su tierra por alrededor de 142 años después de que el reino de Israel fue llevado cautivo por Asiria. [Véase 2 Reyes 17:6; 2 Crónicas 36:17-20.]

"A Sedequías, rey de Judá, se le dio la última oportunidad de salvar la santa ciudad de caer en las manos de los idólatras. [Véase Jeremías 38:17-20.]  Pero fracasó y Judá, la tribu real, fue llevada cautiva a Babilonia." S.N. Haskell, the Cross and Its Shadow, págs. 308-309.

"Grandes y gloriosas fueron las promesas hechas a David y a su casa. Eran promesas que señalaban hacia el futuro, hacia las edades eternas, y encontraron la plenitud de su cumplimiento en Cristo." Elena G. de White, Patriarcas y Profetas, pág. 818.

"El cetro no fue quitado completamente de Judá hasta que vino Shiloh. Herodes, el último rey que reinó sobre los judíos, murió unos pocos años después del nacimiento de Cristo.  En su primer testamento, Herodes nombró a Antipas como su sucesor, pero en su último, nombró a Arquelao como el que había de reinar en su lugar. El pueblo estuvo dispuesto a recibir a Arquelao pero más tarde se rebelaron. Tanto Arquelao como Antipas fueron a Roma a presentar sus derechos ante César. César no confirmó a ninguno, sino que mandó a Arquelao de vuelta a Judea como etnarca [Mateo 2:19-22]; con la promesa de darle la corona su probaba merecerla; pero nunca la recibió. De esa manera la tierra fue "dejada de sus dos reyes" [Isaías 7:14-16], durante la niñez de Cristo, como fue profetizado por Isaías.

"La tribu de Judá proveyó de una galaxia de nombres que fueron notables en la historia sagrada. Ninguna otra tribu le proveyó al mundo tantos poderosos hombres de Dios. A la cabeza de la lista es el nombre incomparable—Jesús de Nazaret, el León de la tribu de Judá.
El coraje de Caleb y su gran fe han sido una inspiración para hombres de todas las épocas. En los años de su vigor, su fe era fuerte. Cuando otros hombres solamente vieron los gigantes de las dificultades obstruyendo el camino para entrar en la tierra, él dijo: 'más podremos nosotros que ellos' [Números 13:30]. a la edad de ochenta y cinco años, en la fortaleza de Dios, echó a los enemigos de la fortaleza de Hebrón. [Véase Josué 14:6-15; 15:13-15.]

"David ha sido honrado por encima de todos los reyes al ser escogido para ser un tipo de Cristo, y la inspiración llama al Salvador el 'Hijo de David'. [Mateo 21:9.] Judá también proveyó un número de otros reyes quienes, rodeados por todas la tentaciones de la vida en una corte, se mantuvieron fieles a Dios.

"Después del cautiverio, cuando parecía que el Israel de Dios había sido casi destruido de la tierra, cuatro jóvenes de la tribu de Judá, fieles al carácter de lón exhibido por la tribu, arriesgaron sus vidas antes que contaminarse con los 'manjares delicados' [Proverbios 23;1-3] de la mesa del rey de Babilonia. [Véase Daniel 1:8.]

"Unos pocos años más tarte, tres de esos hombres, se mantuvieron valientemente firmes ante el rey de Babilionia, diciendo: 'Sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses' [Daniel 3:18]. En cumplimiento de la promesa hecha más de cien años antes, el Señor caminó con esos tres hijos de Judá en el horno de fuego y salieron sin recibir daño [Isaías 43:2; Daniel 3:24-27]. Y Daniel, fiel a la integridad de su tribu, enfrentó leones hambrientos en vez de sufrir ninguna interrupción  en su comunión con Dios. [Daniel 6:7-10; 16-22]. S.N. Haskell, The Cross and Its Shadow, págs. 309-311.

Resumen-

Judá fue el progenitor de Cristo. 1 Crónicas 5:2; Génesis 49:10.
La tribu de Judá fue formada por los descendientes de los tres hijos menores de Judá.
La tribu contaba con 76,500 hombres cuando entraron en la tierra prometida. números 26:19-22.
El cetro no fue quitado de Judá hasta que vino Shiloh. Isaías 7:14, 16.

Personajes Notables de la Tribu de Judá-

Caleb hijo de Jefone. Números 13:6.
Otoniel, sobrino de Caleb, quien juzgó a Israel por cuarenta años. Jueces 3:9-11.
Ibzán de Belén, de tierra de Judám juzgó a Israel por siete años. Jueces 12:8-10.
Judá produje muchos reyes, notables entre ellos fueron David, Salomón, Josafat, Ezequías y Josías.
El personaje más importante de todos es Jesús, el León de la tribu de Judá. Apocalipsis 5:5.



Continuaremos con le tribu de Nephtalí.

Sunday, December 1, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 15


Nota de la Redacción: Los caracteres de los hijos de Jacob, sus derrotas, sus pecados, sus defectos, todas sus luchas y todo lo que Jesús les ayudó a vencer en esta vida, es precisamente lo que los convertirá en la guardia de honor de Cristo en el más allá. Es la demostración, en sus vidas, del poder Redentor de Cristo, lo que los convierte en lo que van a ser en el futuro.
Su lealtad, gratitud, y amor a Él, bajo las perores circunstancias de tribulación, es lo que les conferirá, finalmente, el honor más grande en la hueste redimida.
Si alguna vez usted deseó saber más acerca de los 144,000, estudie esta serie hasta el final, y aprenderá mucho acerca de ellos. Nos hemos espaciado en cada tribu para presentar la mayor cantidad de detalles que podemos, sin hacer ninguna especulación.

Judá (Alabanza)

"Es apropiado mencionar el hecho de que Judá prevaleció bajo las mismas circunstancias en las cuales Rubén fracasó. No fueron los pecados cometidos en contra del público los que le quitaron a Rubém los privilegios del primogénito; él probó deshonestidad en la vida hogareña. [Véase 1 Crónicas 5:1.] No tenía ningún respeto por el honor de su propia familia. Su padre y sus hermanos no podían confiar en él en su vida privada. En el mismo hogar, rodeado de las mismas tentaciones y ambiente, Judá se convirtió en 'el mayorazgo sobre sus hermanos y el príncipe de ellos' [1 Crónicas 5:2.]" The Cross And Its Shadow, pág. 307.

"Puede que un hombre no tenga el exterior más agradable, pudea que sea deficiente en muchos aspectos; pero si tiene un reputación de sincera honestidad, ganará la confianza de otros. El amor a la verdad, la dependencia y la confianza que otros los hombres colocan sobre él, removerán o sobrepasarán los razgos objetables de su carácter, el estar dispuesto a negarse a sí mismo con el propósito de beneficiar a otros, le traerán paz mental y el favor de Dios." Elena G. de White, Testimonies, tomo 4, pág. 353.

"Recordad que mientras más nos acerquemos al tiempo de la venida de Cristo, hemos de trabajar con mayor fervor y firmeza; porque toda la sinagoga de Satanás se nos opone. No necesitamos una excitación febril sino el coraje que nace de la fe genuina." Ibid., tomo 6, pág. 475.

"Los hombres deben tener fortaleza moral, una integridad que no puede ser alagada, sobornada, o aterrorizada." Ibid., tomo 5, pág. 297.

 La tribu de Judá concluirá la semana próxima.

Sunday, November 24, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 14


Judá (Alabanza)

"En su profundo dolor, Judá se acercó al gobernador y exclamó" 'Ay señor mío, ruégote que hable tu siervo una palabra en oídos de mi señor, y no se encienda tu enojo contra tu siervo, pues que tu eres como Faraón.' Con palabras de conmovedora elocuencia describió el profundo pesar de su padre por la pérdida de José, y su aversión a permitir que Benjamín fuese con ellos a Egipto, pues era el único hijo que le quedaba de su madre Raquel, a quien Jacob había amado tan tiernamente. 'Ahora, pues—dijo él,—cuando llegare yo a tu siervo mi padre, y el mozo no fuere conmigo, como su alma está ligada al alma de él, sucederá que cuando no vea al mozo, morirá: y tus siervos harán descender las canas de tu siervo nuestro padre con dolor a la sepultura. Como tu siervo salió por fiador del mozo con mi padre, diciendo: Si no te lo volviere, entonces so seré culpable para mi padre todos los días; ruégote por tanto que quede ahora tu siervo por el mozo por siervo de mi señor, y que el mozo vaya con sus hermanos. Porque ¿cómo iré yo a mi padre sin el mozo? No podré, por no ver el mal que sobrevendrá a mi padre.'

"José estaba satisfecho. Había visto en sus hermanos los frutos del verdadero arrepentimiento. Al oír el noble ofrecimiento de Judá, ordenó que todos excepto estos hombres se retiraran; entonces, llorando en alta voz, exclamó: 'Yo soy José: ¿vive aún mi padre?'" Elena G. de White, Patriarcas y Profetas, págs. 232-233.

"No podía ya José contenerse delante de todos los que estaban al lado suyo, y clamó: Haced salir de mi presencia a todos. Y no quedó nadie con él, al darse a conocer José a sus hermanos. Entonces se dio a llorar a gritos; y hasta oyeron los egipcios, y lo oyó la casa de Faraón. Y dijo José a sus hermanos: Yo soy José; ¿vive aún mi padre? Y sus hermanos no pudieron responderle, porque estaban aterrados delante de él." Génesis 45;1-3, Reina Valera, Revisión 1977.

"Sus hermanos permanecieron inmóviles, mudos de temor y asombro. ¡El gobernador de Egipto era su hermano José, a quien por envidia habían querido asesinar, y a quien por fin habían vendido como esclavo! Todos los tormentos que la habían habían hecho sufrir pasaron ante ellos. Recordaron cómo habían menospreciado sus sueños, y cómo habían luchado para evitar que se cumplieran. Sin embargo, habían participado en el cumplimiento de esos sueños; y ahora estaban por completo en su poder, y sin duda alguna, él se vengaría del daño que había sufrido.

"Viendo su confusión, les dijo amablemente: 'Llegaos ahora a mí,' y cuando se acercaron, él prosiguió: 'Yo soy José vuestro hermano el que vendisteis para Egipto. Ahora pues, no os entristezcáis, ni os pese el haberme vendido acá; que para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros.' Considerando que ya habíab sufrido lo suficiente por su crueldad hacia él, noblemente trató de desvanecer sus temores y de reducir la amargura de su remordimiento." Elena G. de White, Patriarcas y Profetas, pág. 233.

"Mediante una estricta integridad a los principios, Judá se había ganado la confianza de su padre y de sus hermanos. Toda la historia se recuenta en la bendición que fue pronunciada sobre Judá por parte de su anciano padre, justo antes de su muerte: 'Judá, alabarte han tus hermanos: Tu mano en la cerviz de tus enemigos: Los hijos de tu padre se inclinarán á ti.' [Génesis 49:8.]

"Sus hermanos se inclinaron ante José, pero las circunstancias eran diferentes. La posicióm y la riqueza de José, adquirida en una tierra extranjera, le daba la preeminencia; pero Judá ganó el respeto de sus hermanos en el contacto diario de la vida hogareña. Esa confianza no nació en un momento; sino que día a día, su estricta integridad se ganó su respetom hasta que de su propio libre albedrío, no por la fuerza de las circunstancias, lo alabaron y se inclinaron ante él. Una vida de conflicto y victoria sobre las tendencias egoístas de su propio corazón está ligada a las palabras: 'Judá, alabarte han tus hermanos'." S.N. Haskell, The Cross And Its Shadow, pág. 307.

"Vivimos en una época cuando casi todo es superficial. Hay muy poca estabilidad y firmeza de carácter, porque la educación y la crianza de los niños desde la cuna es superficial. Sus caracteres están edificados sobre arena movediza. La abnegación y el dominio propio no han sido moldeados dentro de su carácter." Elena G. de White, Testimonies, tomo 3, pág. 143.

"Hombres en los cuales se puede depender son muy escasos a causa de que los corazones de los hombres están tan dedicados a sus propios intereses egoístas que no conocen otra cosa." Ibid., tomo 2, pág. 636.

"Dios llama a hombres y mujeres estables, de propósito firme, en quienes se pueda fiar en momentos de peligro y de prueba, que estén tan firmemente arraigados y fundados en la verdad como las rocas eternas, que no pueden ser agitados a distra o a siniestra, sino que avancen constantemente y estén siempre del lado del bien." Elena G. de White, Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 463-464.

Continuará...

Sunday, November 17, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 13


Judá (Alabanza)

¿Cómo prevaleció Judá sobre sus hermanos y de esa manera heredó la primogenitura espiritual? Ese es un tema que merece un cuidadoso estudio por parte de todo el que desea obtener una parte en la gran primogenitura espiritual por medio de la cual nosotros hoy día podemos convertirnos en herederos de la herencia eterna. No tenemos ningún registro de que Judá jamás prevaleció sobre sus hermanos mediante la fuerza de las armas. Pero un cuidadoso estudio de las vidas de los doce hijos de Jacob, revela el hecho de que Judá era un líder. Cuando él se ofreció como garante por la seguridad de Benjamín, Jacob consintió en dejarlo que fuera a Egipto, aunque la oferta de Rubén había sido denegada." S.N. Haskell, The Cross And Its Shadow, pág.306.

"Y venidos á Jacob su padre en tierra de Canaán, contáronle todo lo que les había acaecido, diciendo: Aquel varón, señor de la tierra, nos habló ásperamente, y nos trató como á espías de la tierra: Y nosotros le dijimos: Somos hombres de verdad, nunca fuimos espías: Somos doce hermanos, hijos de nuestro padre; uno no parece, y el menor está hoy con nuestro padre en la tierra de Canaán. Y aquel varón, señor de la tierra, nos dijo: En esto conoceré que sois hombres de verdad; dejad conmigo uno de vuestros hermanos, y tomad para el hambre de vuestras casas, y andad, Y traedme á vuestro hermano el menor, para que yo sepa que no sois espías, sino hombres de verdad: así os daré á vuestro hermano, y negociaréis en la tierra. Y aconteció que vaciando ellos sus sacos, he aquí que en el saco de cada uno estaba el atado de su dinero: y viendo ellos y su padre los atados de su dinero, tuvieron temor.
Entonces su padre Jacob les dijo: Habéisme privado de mis hijos; José no parece, ni Simeón tampoco, y á Benjamín le llevaréis: contra mí son todas estas cosas. Y Rubén habló á su padre, diciendo: Harás morir á mis dos hijos, si no te lo volviere; entrégalo en mi mano, que yo lo volveré á ti. Y él dijo: No descenderá mi hijo con vosotros; que su hermano es muerto, y él solo ha quedado: y si le aconteciere algún desastre en el camino por donde vais, haréis descender mis canas con dolor á la sepultura." Génesis 42:29-38.

Y EL hambre era grande en la tierra. Y aconteció que como acabaron de comer el trigo que trajeron de Egipto, díjoles su padre: Volved, y comprad para nosotros un poco de alimento.  Y respondió Judá, diciendo: Aquel varón nos protestó con ánimo resuelto, diciendo: No veréis mi rostro sin vuestro hermano con vosotros. Si enviares á nuestro hermano con nosotros, descenderemos y te compraremos alimento: Pero si no le enviares, no descenderemos: porque aquel varón nos dijo: No veréis mi rostro sin vuestro hermano con vosotros. Y dijo Israel: ¿Por qué me hicisteis tanto mal, declarando al varón que teníais más hermano? Y ellos respondieron: Aquel varón nos preguntó expresamente por nosotros, y por nuestra parentela, diciendo: ¿Vive aún vuestro padre? ¿tenéis otro hermano? y declarámosle conforme á estas palabras. ¿Podíamos nosotros saber que había de decir: Haced venir á vuestro hermano? Entonces Judá dijo á Israel su padre: Envía al mozo conmigo, y nos levantaremos é iremos, á fin que vivamos y no muramos nosotros, y tú, y nuestros niños. Yo lo fío; á mí me pedirás cuenta de él: si yo no te lo volviere y lo pusiere delante de ti, seré para ti el culpante todos los días: Que si no nos hubiéramos detenido, cierto ahora hubiéramos ya vuelto dos veces. Entonces Israel su padre les respondió: Pues que así es, hacedlo; tomad de lo mejor de la tierra en vuestros vasos, y llevad á aquel varón un presente, un poco de bálsamo, y un poco de miel, aromas y mirra, nueces y almendras. Y tomad en vuestras manos doblado dinero, y llevad en vuestra mano el dinero vuelto en las bocas de vuestros costales; quizá fué yerro. Tomad también á vuestro hermano, y levantaos, y volved á aquel varón. Y el Dios Omnipotente os dé misericordias delante de aquel varón, y os suelte al otro vuestro hermano, y á este Benjamín. Y si he de ser privado de mis hijos, séalo." Génesis 43:1-14.

"Cuando Jacob y su familia llegaron a Egipto, él envió 'a Judá delante de sí a José, para que le viniese a ver en Gosén' [Génesis 46:28.]
"Cuando el gobernador de Egipto demandó a Benjamín como rehén, fue Judá quien suplicó a favor de su causa tan fervientemente que José echó a un lado su disfraz y se dio a conocer a sus hermanos." S.N. Haskell, The Cross And Its Shadow, págs. 306-37.

"Vino Judá con sus hermanos a casa de José, que aún estaba allí, y se postraron delante de él en tierra. Y les dijo José: ¿Qué acción es esta que habéis hecho? ¿No sabéis que un hombre como yo sabe adivinar? Entonces dijo Judá: ¿Qué diremos a mi señor? ¿Qué hablaremos, o con qué nos justificaremos? Dios ha hallado la maldad de tus siervos; he aquí, nosotros somos siervos de mi señor, nosotros, y también aquel en cuyo poder fue hallada la copa. José respondió: Nunca yo tal haga. El varón en cuyo poder fue hallada la copa, él será mi siervo; vosotros id en paz a vuestro padre. Entonces Judá se acercó a él, y dijo: Ay, señor mío, te ruego que permitas que hable tu siervo una palabra en oídos de mi señor, y no se encienda tu enojo contra tu siervo, pues tú eres como Faraón. Mi señor preguntó a sus siervos, diciendo: ¿Tenéis padre o hermano? Y nosotros respondimos a mi señor: Tenemos un padre anciano, y un hermano joven, pequeño aún, que le nació en su vejez; y un hermano suyo murió, y él solo quedó de los hijos de su madre; y su padre lo ama. Y tú dijiste a tus siervos: Traédmelo, y pondré mis ojos sobre él. Y nosotros dijimos a mi señor: El joven no puede dejar a su padre, porque si lo dejara, su padre moriría. Y dijiste a tus siervos: Si vuestro hermano menor no desciende con vosotros, no veréis más mi rostro. Aconteció, pues, que cuando llegamos a mi padre tu siervo, le contamos las palabras de mi señor. Y dijo nuestro padre: Volved a comprarnos un poco de alimento. Y nosotros respondimos: No podemos ir; si nuestro hermano va con nosotros, iremos; porque no podremos ver el rostro del varón, si no está con nosotros nuestro hermano el menor. Entonces tu siervo mi padre nos dijo: Vosotros sabéis que dos hijos me dio a luz mi mujer; y el uno salió de mi presencia, y pienso de cierto que fue despedazado, y hasta ahora no lo he visto. Y si tomáis también a éste de delante de mí, y le acontece algún desastre, haréis descender mis canas con dolor al Seol. Ahora, pues, cuando vuelva yo a tu siervo mi padre, si el joven no va conmigo, como su vida está ligada a la vida de él, sucederá que cuando no vea al joven, morirá; y tus siervos harán descender las canas de tu siervo nuestro padre con dolor al Seol. Como tu siervo salió por fiador del joven con mi padre, diciendo: Si no te lo vuelvo a traer, entonces yo seré culpable ante mi padre para siempre, ruégote, por tanto, que quede ahora tu siervo en lugar del joven por siervo de mi señor, y que el joven vaya con sus hermanos. Porque ¿cómo volveré yo a mi padre sin el joven? No podré, por no ver el mal que sobrevendrá a mi padre." Génesis 44:14-34. Reina Valera, Revisión 1977.

[Nota de la redacción: Ya que Judá se había ofrecido a su padre como garante de Benjamín, se ofreció a quedarse en su lugar y enfrentar en su lugar una vida de esclavitud. En este sentido, Judá es un tipo de Cristo, quien se convirtió en el garante de sus hijos, a quienes ama, quienes son tan amados por él como su mano derecha; y se colocó a sí mismo en su lugar y posición legal, y se volvió pecado por ellos, a fin de que ellos pudieran ser libertados, como Judá tenía el deseo de que su hermano Benjamín lo fuera. La fidelidad filial que Judá le mostró a Benjamín en su hora de angustia, se vio recompensada en la adherencia leal que esa tribu le mostró a Judá en años posteriors en la historia de Israel, cuando las diez tribus desertaron al reino de Judá después de la muerte de Salomón. Cuán apropiadamente el apóstol señala, al hablar de Cristo como nuestro intercesor, que nuestro Señor surgió de la tribu de Judá, (Hebreos 7:14); porque, como su padre Judá, él no solamente intercedió (oró) por los transgresores (Isaías 53:12), sino que se convirtió en el Garante de ellos, como ocurrió con Judá, (Génesis 44:32-34,) testificando así de su tierna preocupación por su padre y por sus hermanos. De igual manera, nuestro Señor testificó acerca de su amor por su Padre y por nosotros hasta el punto de ofrecer su vida en sacrificio por nosotros,]

Continuará...

Sunday, November 10, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 12

Judá (Alabanza)

"Y concibió ota vez, y parió un hijo, y dijo: Esta vez alabaré á Jehová: por esto llamó su nombre Judá: y dejó de parir." Génesis 29:35.

"El que sacrifica alabanza me honrará: Y al que ordenare su camino, Le mostraré la salud de Dios." Salmo 50:23.

"El nombre y el pedigrí, separados del carácter, no tienen ningún peso en los registros del cielo. Porque Rubén fracasó en cultivar un carácter digno del primogénito, —el que tenía el dereccho a recibir tanto la primogenitura temporal como la espiritual,— sus bendiciones le fueron quitadas y dadas a otros que habían desarrollado el carácter que las merecía.

"José, quien se había convertido en un notable administrador de negocios recibió la doble porción de la herencia de su padre —la primogenitura temporal; pero se requería algo más que la habilidad de controlar una gran riqueza para poder merecer la primogenitura espiritual, y convertirse en el progenitor del Mesías.


"El registro declara que Judá, el cuarto hijo, 'fué el mayorazgo sobre sus hermanos, y el príncipe de ellos' [1 Crónicas 5:2.] jacob, en su lecho de muerte pronunció las palabras proféticas; 'No será quitado el cetro de Judá, Y el legislador de entre sus piés, Hasta que venga Shiloh; Y á él se congregarán los pueblos.' [Génesis 49:10.]" S.N. Haskell, The Cross And Its Shadow, págs. 305-306.

"Las más altas bendiciones de la primogenitura se transfirieron a Judá. El significado del nombre, que quiere decir alabanza, se describe en la historia profética de esta tribu". Patriarcas y Profetas, pág. 240.

Jacob dijo: "Judá, alabarte han tus hermanos: Tu mano en la cerviz de tus enemigos: Los hijos de tu padre se inclinarán á ti. Cachorro de león Judá: De la presa subiste, hijo mío: Encorvóse, echóse como león, Así como león viejo; ¿quién lo despertará? No será quitado el cetro de Judá, Y el legislador de entre sus piés, Hasta que venga Shiloh; Y á él se congregarán los pueblos. Atando á la vid su pollino, Y á la cepa el hijo de su asna, Lavó en el vino su vestido, Y en la sangre de uvas su manto: Sus ojos bermejos del vino, Y los dientes blancos de la leche." Génesis 49:8-12.

"El león, rey de la selva, es símbolo apropiado de la tribu de la cual descendió David, y del hijo de David, Shiloh, el verdadero 'león de la tribu de Judá,' ante quien todos los poderes se inclinarán finalmente, y a quien todas la naciones rendirán homenaje." Patriarcas y Profetas, pág. 240.

Continuará...

Sunday, November 3, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 11


Levi (Juntado o Unido)

"Jacob, en su cama de muerte denunció los pecados de Leví; pero Moisés en su bendición de despedida, lo ensazó por encima de todos los demás. Acerca de Leví él dijo: 'Tu Thummim y tu Urim, con tu buen varón Al cual tentaste en Massa, Y le hiciste reñir en las aguas de la rencilla;El que dijo á su padre y á su madre: Nunca los vi: Ni conoció á sus hermanos, Ni conoció á sus hijos: Por lo cual ellos guardarán tus palabras, Y observarán tu pacto. Ellos enseñarán tus juicios á Jacob, Y tu ley á Israel; Pondrán el perfume delante de ti, Y el holocausto sobre tu altar. Bendice, oh Jehová, lo que hicieren, Y recibe con agrado la obra de sus manos: Hiere los lomos de sus enemigos, Y de los que le aborrecieren; para que nunca se levanten.'

"Desde la caída del hombre, cada hogar había celebrado su culto de adoración con su propio sacerdote. Cuando vino el tiempo para cambiar este método de adoración Dios lo hizo de una manera que le dio a Israel una completa comprensión del asunto." S.N. Haskell, The Cross And Its Shadow, pág. 301.

"En virtud de las instrucciones divinas, se apartó a la tribu the Leví para el servicio del santuario. En tiempos anteriores, cada hombre era sacerdote de su propia casa. En los días de Abrahán, por derecho de nacimiento, el scardocio recaía en el hijo mayor. Ahora, en vez del primogénito de todo Israel, el Señor aceptó a la tribu de leví para la obra del santuario. Mediante este señalado honor, Dios manifestó su aprobación por la fidelidad de los levitas, tanto por haberse adherido a su servicio como por haber ejecutado sus juicios cuando Israel apostató al rendir culto al becerro de oro. El sacerdocio, no obstante, se restringió a la familia de Aarón. Aarón y sus hijos fueron los únicos a quienes se les permitía ministrar ante el Señor; al resto de la tribu se le encargó el cuidado del tabernáculo y su mobiliario; además debían ayudar a los sacerdotes en su ministerio, pero no podían ofrecer sacrificios, ni quemar incienso, ni mirar los santos objetos hasta que estuviesen cubiertos." Elena G. de White, Patriarcas y Profestas, pág. 362.

"Se contaron los primogénitos entre los niños varones de todo Israel, y se halló que eran 22,000. Entonces se contó a la tribu de Leví y se halló que numeraba 22,273. De esa manera había más levitas que promogénitos, por lo tanto, el precio de la redención por los primogénitos —cinco siclos por cada uno que fue contado, fue pagado por los 273 que sobraban de los primogénitos al número de los levitas. [Véase Números 3:46-49.] Entonces todos los levitas fueron separados para la obra de su vida.

"La suma de la cuenta que se da en el tercer capítulo de Números por cada una das las tres ramas de la tribu de leví es 22,300. Se considera que los 300 adicionales son los primogénitos de Leví, y como tales, ya estaban consagrados y no podían tomar el lugar de otros.

"El tabernáculo era una señal para los hijos de Israel de su Rey invisible, y los levitas eran como una guardia real que le servía exclusivamente a Él. Cuando el pueblo estaba acampado, los levitas eran los guardianes de la tienda sagrada. Cuando viajabam, solamente los levitas cargaban todo lo que concernía al santuario.

"Cuando Israel entró en la tierra prometida, a la tribnu de Leví no se le dio ninguna herencia. No se esperaba que ellos emplearan su tiempo y su fuerza en cultivar la tierra y en la ganadería. El bienestar espiritual de todo Israel había de ser su preocupación; y, a fin de que con mayor facilidad pudiesen realizar esta obra, se dieron a los levitas cuarenta y ocho ciudades, esparcidas por todas las doce tribus y el diezmo era usado para su sostén. [Véase Números 18:20,21.] De esa manera se cumplió la profecía de Jacob: 'Yo los apartaré en Jacob, Y los esparciré en Israel'.

"La historia del tempo y de sus servicios es una historia de los levitas. Cuando Dios fue honrado por su pueblo, se le asignó a los levitas su obra; pero cuando vino la apostasía, los levitas se vieron forzados a buscar otra forma de empleo para sostenerse. [Véase Nehemías 13:10, 11.]

"Como las otras tribus, Leví tuvo una historia manchada; no todos fueron fieles a Dios, pero la tribu siguió existiendo en Israel hasta el tiempo de Cristo, y tuvo un noble representante entre los primeros apóstoles en la persona de Bernabé.

"Fue durante un tiempo de crisis que los levitas obtuvieron su gran victoria. Durante una crisis, se toman decisiones muy rápidamente. Muchos fracasan en ocasiones semejantes porque no poseen caracteres cristianos individuales. Tienen la costumbre de seguir el liderazgo de aquellos en los cuales confían, in no tienen ninguna fortaleza en sí mismos. El que siempre se mantiene fiel en la crisis de la vida debe tener una conexión clara con el Dios del cielo, y debe temerle a Dios más que al hombre.

"Moisés y Aarón son dos de los personajes más notables de la tribu de Leví. Había un gran contraste entre los dos hombres. Moisés se mantuvo firme, como una gran roca en contra de la cual las olas se estrellaban continuamente. Aaron era más afable, y a veces parecía casi vacilante; pero Aarón tenía un carácter fuerte, aunque diferente del de su hermano.

"La suprema prueba de Aarón llegó cuando sus hijos fueron muertos en el tabernáculo, porque, bajo la influencia de bebida intoxicante, ofrecieron fuego extraño ante el Señor. A Aarón no se le permitió mostrar ninguna señal de duelo; enseñando de esa manera al pueblo que Dios era justo al castigar a los que hacían el mal, aunque fueran sus propios hijos.

"Esta no fue una prueba pequeña, y al estudiar a Levíticos 10:1-11, podemos comprender mejor cómo, a pesar de los asesinatos que fueron cometidos por Leví en su vida temprana, el Señor se podía referir a Aarón como 'el santo de Jehová' [Salmo 106;16].

"Doce mil de los ciento cuarenta y cuatro mil estarán enlistados bajo el nombre de Leví. Serán personas que, a causa de pecados, merecían solamente maldiciones, pero quienes abandonaron el pecado, y mientras hombres a su alrededor estaban vacilando y cayendo, se mantuvieron fieles a Dios y a su causa, y recibirán una rica bendición de manos de un Dios misericordioso." S.N. Haskell, The Cross and Its Shadow, págs. 302-304.

Resumen

Leví tuvo tres hijos, cuyos descendientes formaron la tribu que llevaba su nombre. [Génesis 46:11.]

Aarón y sus hijos oficiaban como sacerdotes.

El resto de la tribu ayudaba en la obra del templo.

Después de la rebelión de Jeroboam, los levitas tuvieron un papel importante en unir al pueblo. [2 Crónicas 11;13-14, 16-17. una aplicación similar se ve en el Nuevo Testamento en 2 Corintios 5;18-20 y en Efesios 4:1-3 y 15-16.]

Personajes Notables de la Tribu de Leví

Amrán y Jocabed "israelitas devotos de la tribu de Leví". Elena G. de White, Patriarcas y Profetas, pág. 248.

¡Cuán extensa en sus resultados fue la influencia de aquella sola mujer hebrea, a pesar de ser una esclava desterrada! Toda la vida de Moisés y la gran misión que cumplió como caudillo de Israel dan fe de la importancia de la obra de una madre piadosa." Ibid., pág. 249.

"María la profetisa, hermana de Aarón". Éxodo 15:20.

Moisés y Aarón son los personajes más importantes de la tribu de Leví en el Antiguo Testamento.

Juan Marcos y Bernabé son los personajes más notables de Leví en el Nuevo testamento.

Podríamos decir mucho más de la tribu de Leví ya que staba ligada al sacerdocio y al santuario, pero deseamos estimularle a estudiar esta tribu y a sacar grandes lecciones y preciosos conocimientos de su estudio.

Continuaremos con la tribu de Judá.

Sunday, October 27, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 10


Levi (Juntado o Unido)

"Cuando Moisés descendió del monte y encontró a los hijos de Israel adorando al becerro de oro, se paró a la entrada del campamento y dijo: '¿Quién es de Jehová? júntese conmigo. Y juntáronse con él todos los hijos de Leví. Y él les dijo: Así ha dicho Jehová, el Dios de Israel: Poned cada uno su espada sobre su muslo: pasad y volved de puerta á puerta por el campo, y matad cada uno á su hermano, y á su amigo, y á su pariente. Y los hijos de Leví lo hicieron conforme al dicho de Moisés'. [Véase Éxodo 32:26-28.] S.N. Haskell, The Cross And Its Shadow, págs. 300-301.

"Aquí Moisés definió la genuina consagración como siendo la obediencia a Dios, el vindicar lo correcto y el mostrar una disposición a llevar a cabo el propósito de Dios en los deberes más desagradables, mostrando que los derechos de Dios están por encima de los reclamos de los amigos". Testimonies, tomo 3, pág. 301.

Al establecerse Israel en la tierra de Canaán, Leví no "recibió herencia, exceptuando cuarenta y ocho ciudades diseminadas en diferentes partes de la tierra. En el caso de esta tribu, sin embargo, su fidelidad a Jehová, cuando las otras tribus apostataron, mereció que fuera apartada para el servicio sagrado del santuario, y de esa manera la maldición se trocó en bendición." Elena G. de White, Patriarcas y Profetas, págs. 239-240.

"Al tiempo de esta crisis, el honor de Dios y de su causa eran más preciosos para los levitas que todas las conexiones mundanales; ni los hermanos, ni los compañeros ni los amigos, se interpusieron entre ellos y su deber para con Dios. Como una recompensa por su fidelidad, el sacerdocio —el cual era una porción de la primogenitura— le fue dada a los hijos de Leví. Lo que Rubén perdió por su infidelidad en la casa de su padre, Leví ganó al serle fiel a Dios delante de todo Israel." S.N. Haskell, The Cross And Its Shadow, pág. 301.

"Los incentivos más poderosos han sido puestos ante nosotros, las recompensas más gloriosas. Los cristianos han de ser representantes de Cristo, hijos e hijas de Dios." Elena G. de White, Testimonies, tomo 5, pág. 367.

"Es esencial que cultivéis la fidelidad en las cosas pequeñas, y al hacerlo adquiriréis costumbres de integridad en las responsabilidades mayores. Los pequeñps incidentes de la vida diaria pasan con fecuencia sin que los notemos; pero son etas cosas las que forman el carácter." Elena G. de White, Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 580-581.

"En el nombre del Señor Dios de Israel, Moisés ordenó a los que estaban a su derecha y que se habían mantendio limpios de la idolatría, que empuñaran sus espadas y dieran muerte a todos los que persistían en la rebelión. 'Y cayeron del pueblo en aquel día como tres mil hombres,' Sin tomar en cuenta la posición, la parentela ni la amistad, los cabecillas de la rebelión fueron exterminados; pero todos los que se arrepeintieron y humillaron, alcanzaron perdón.

"Los que llevaron a cabo este terrible castigo, al ejecutar la sentencia del Rey del cielo, procedieron en nombre de la autoridad divina. Los hombres deben precaverse de cómo en su ceguedad juzgan y condenan a sus semejantes; pero cuando Dios les ordena ejecutar su sentencia sobre la iniquidad, deben obedecer. Los que cumplieron ese penoso acto, manifestaron con ello que aborrecían la rebelión y la idolatría, y se consagraron más plenamente al servicio del verdadero Dios. El Señor honró su fidelidad, otorgando una distinción especial a la tribu de Leví." Elena G. de White, Patriarcas y Profetas, pág. 334.

Continuará...

Sunday, October 20, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 9


Levi (Juntado o Unido)

"No hay nada que indique que la tribu de Leví tuviera ninguna preeminencia especial sobre las otras tibus durange el cuativerio egipcio. Es bastante evidente que el plan original de que el primogénito oficiara como el sacerdote de la casa continuó hasta el campamento en el Sinaí. Los 'los mancebos de los hijos de Israel,' ofrecieron los sacrificios en ese tiempo [véase Éxodo 24:5.] En el Targum-Pseudo-Jonathan se declara fehacientemente:'Él envió a los primogénitos de los hijos de Israel, porque hasta ese tiempo la adoración era por medio de los primogénitos, ya que el tabernáculo todavía no había sido construido, ni el sacerdocio le había sido dado a Aarón.'

"El carácter es formado por la manera en que los individuos enfrentan los eventos comunes de la vida diaria; pero es probado mediante la manera en que enfrentan la crisis de la vida." S. N. Haskell, The Cross and Its Shadow, pág. 300.

"¡Ojalá que tengamos fe viva y activa! La necesitamos; debemos tenerla, o desmayaremos y caeremos en el día de la prueba. Las tinieblas que descansarán entonces sobre nuestra senda, no deben desalentarnos ni desesperarnos. Son el velo con que Dios cubre su gloria cuando viene a impartir ricas bendiciones. Por neustra experiencia pasada, debemos saber esto. En aquel día en que Dios tenga controversia con su pueblo, esta experiencia será una fuente de consuelo y esperanza. Ahora es cuando debemos guardarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos sin contaminación del mundo. Ahora es cuando debemos lavar el manto de nuestro carácter y emblanquecerlo en la sangre del Crodero. Ahora es cuando debemos vencer el orgullo, la pasión y la pereza espiritual. Ahora es cuando debemos despertarnos y hacer un esfuerzo resuelto para lograr simetría de carácter." Elena G. de White, Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 70.

"La reserva de la gracia de dios está esperando la demanda de cada alma enferma de pecado. Curará toda enfermedad espiritual. Mediante ella, los corazones pueden ser limpiados de toda contaminación. Es el remedio evangélico para todo el que cree." Elena G. de White, Manuscript 75a, 1900

[Nota Editorial: Dios tiene un plan para cada vida, para cada persona. Aunque la tribu de Leví no tenía preponderancia alguna, Dios tenía un plan para su pueblo que incluía un hijo de Leví.]

"Un varón de la familia de Leví fué, y tomó por mujer una hija de Leví: La cual concibió, y parió un hijo: y viéndolo que era hermoso, túvole escondido tres meses. Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos, y calafateóla con pez y betún, y colocó en ella al niño, y púsolo en un carrizal á la orilla del río: Y paróse una hermana suya á lo lejos, para ver lo que le acontecería." Éxodo 2:1-4

[Nota Editorial: El pueblo de Dios estaba cautivo en Egipto, en gran afliccióm, de tal manera que hasta la vida de los niños estaba en peligro. Nótese la providencia divina en proveer una manera de liberar a su pueblo usando una vida fiel.]

"Y la hija de Faraón descendió a lavarse al río, y paseándose sus doncellas por la ribera del río, vio ella la arquilla en el carrizal, y envió una criada suya a que la tomase. Y cuando la abrió, vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: De los niños de los hebreos es éste. Entonces su hermana dijo a la hija de Faraón: ¿Iré a llamarte una nodriza de las hebreas, para que te críe este niño? Y la hija de Faraón respondió: Ve. Entonces fue la doncella, y llamó a la madre del niño, a la cual dijo la hija de Faraón: Lleva a este niño y críamelo, y yo te lo pagaré. Y la mujer tomó al niño y lo crió. Y cuando el niño creció, ella lo trajo a la hija de Faraón, la cual lo prohijó, y le puso por nombre Moisés, diciendo: Porque de las aguas lo saqué." Éxodo 2:5-10.

[Nota Editorial: Nótese lo siguiente, Moisés era un levita, tanto del lado paterno como del lado materno. En su lecho de muerte, las últimas palabras de Jacob dejaron a Leví con la marca del descrédito y la maldición, (Génesis 49:5), pero Dios tenía otro plan, y poco después, nació Moisés como un descendiente de Leví, a fin de que pudiera ser un tipo de Cristo, quien vino en la semejanza de carne de pecado y fue hecho una maldición por nosotros. Obsérvese cuán hermosa y sabia es la Providencia divina, justamente en el tiempo en que la crueldad de Faraón había alcanzado el máximo grado de expresión en contra del pueblo judío, nació el que sería, en las manos de Dios, su libertador. Debemos siempre recordar los pasajes bíblicos de liberación, cada vez que los hombres planearon la destrucción de su pueblo y de us iglesia, Dios se estaba preparando para su liberación.]

"En el Sinaí, el pueblo de Dios pasó por una de las mayores crisis en la historia de la iglesia, cuando toda la multitud de Israel adoró el becerro de oro. Fue en ese tiempo cuando Dios mismo estuvo listo para destruir a Israel, [Éxodo 32:10.] que la tribu de Leví se adelantó y mediante su fidelidad ayud= a salvar la causa de Dios.
S. N. Haskell, The Cross and Its Shadow, pág. 300.

Continuará...

Sunday, October 13, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 8


Levi (Juntado o Unido)

"Y concibió otra vez, y parió un hijo, y dijo: Ahora esta vez se unirá mi marido conmigo, porque le he parido tres hijos: por tanto, llamó su nombre Leví." Génesis 29:34.

"Cuando Lea dio a luz a su tercer hijo, dijo: 'Ahora esta vez se unirá mi marido conmigo, porque le he parido tres hijos: por tanto, llamó su nombre Leví' o 'unido'. Poco se imaginaba Lea, en su anhelo por el amor de su esposo que el pequeño bebé cumpliría el significado de su nombre en un aspecto más amplio del que ella anticipaba, y que ayudaría a juntar a los hijos de Israel a su gran Esposo, el Creador de todas las cosas. [Véase Isaías 54:5.]" S.N. Haskell, The Cross and Its Shadow, pág. 299.

[Nota Editorial: Lea suponía que a causa de Leví y de todos sus otros hijos, Jacob se uniría a ella con un afecto tan fuerte, por lo menos, como el que le tenía a Raquel. De la tribu de leví descendieron los levitas, quienes, en lugar de los primogénitos, estaban unidos a los sacerdotes en el servicio del santuario.]

"No debemos considerar como nuestros enemigos a todos los que no nos reciben con una sonrisa sobre sus labios y con demostraciones de de amor.Es mucho más fácil el hacerse el mártir que vencer un mal temperamento.

"Debemos darle a otros un ejemplo de no deternernos ante cada pequeña ofensa a fin de vindicar nuestros derechos. Debemos esperar que rumores falsos circularán acerca de nosotros; pero si seguimos un ocrso de acción recto, si permanecemos indiferentes ante esas cosas, otros también serán indiferentes. Dejémosle a Dios el cuidado de nuestra reputación. Y de esa manera, como hijos e hijas de Dios, mostraremos que tenemos control sombre nosotros mismos. Mostraremos que somos guiados por el Espíritu de Dios, y que somos lentos para la ira. La calumnia se puede vencer mediante nuesra manera de vivir; no se vence a través de palabras de indignación...."

"Que nuestra gran ensiedad sea el actuar en el temor de Dios, y mostrar mediante nuestra conducta que esos rumores son falsos." Manuscript 24, 1887.

"El nombre de Leví parecía ser una profesía de la obra que por toda la vida realizaría toda la tribu. Como Satanás, a través de la envidia y los celos, separó a Lea del afecto de su esposo, así él buscó arruinar a Leví convenciéndolo de que se uniera a Simeón para vengar el daño que le había sido hecho a su única hermana." S. N. Haskell, The Cross and Its Shadow, pág. 299.

[Nota Editorial: Algunos comentaristas bíblicos han notado que al abrir su matriz mientras que su hermana era estéril, Lea consideraba que Dios había visto su aflicción y con gratitud reconoció la providencia divina; el afecto es tanto el deber como el consuelo de aquellos que han tomado sobre sí el yugo matrimonial para caminar juntos y llevar las cargas de común acuerdo, (Véase 1 Corintios 7:33-34.) Los nombres que ella le dio a sus hijos fueron expresiones de su consideración respetuosa tanto hacia Dios como hacia su marido. Ella le llamó a su tercer hijo Leví con esa esperanza, "ahora esta vez se unirá mi marido conmigo", considerando que el Señor había visto su aflicción y que su clamor había llegado a sus oídos, por lo tanto ella le daba el crédito a él por que ella espera que fuese el remedio para su sufrimiento.
A través de un acto de violencia y de sangre, Simeón y Leví trataron de vengar la mancha de reproche que había caído sobre su familia, el descrédito sufrido a manos de Sichêm, sin deternerse a pensar que al añadir un crimen a una tragedia, estaban empeorando el problema.]

"Las palabras de Jacob en su cama de muerte, revelan la magnitud del crimen, y cómo el Señor lo consideraba. El corazón del viejo padre se conmovió ante el recuerdo y exclamó: 'En su secreto no entre mi alma, Ni mi honra se junte en su compañía...Maldito su furor, que fué fiero; Y su ira, que fué dura'. (Géenesis 49:5-7.) Y entonces, como si no hubiera podido soportar el pensamiento de que crecieran para llegar a ser una tribu fuerte que perpetuara crímenes tales, exclamó: 'Yo los apartaré en Jacob, Y los esparciré en Israel'. (Génesis 49:7, Reina Valera Antigua.) Era más como una maldición que una bendición, pero cuando un pecador se arrepiente y se aparta de sus pecados, nuestro Dios vuelve aun las maldiciones en bendiciones, y así fue en el caso de Leví. [Nehemías 13:2.]" S.N. Haskell, The Cross and Its Shadow, pág. 300.

[Nota Editorial: Cuando los hijos de Jacob oyeron acerca del daño que le había sido hecho a Dina, mostraron un gran resentimiento, quizás influenciados más por un celo por el honor de su familia que por un sentido de la virtud. Muchos se preocupan acerca de la vergüenza del pecado, en lugar de preocuparse acerca de la pecaminosidad del mismo.]

Continuará...

Sunday, October 6, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 7


Simeón [Oída] -Continuación.

El Trato que le Dieron a José

"Se acusaron mutuamente de cómo habían tratado a José. 'Verdaderamente hemos pecado contra nuestro hermano, que vimos la angustia de su alma cuando nos rogaba, y no le oímos: por eso ha venido sobre nosotros esta angustia.' Rubén que había querido librarlo en Dotán, agregó: '¿No os hablé yo y dije: No pequeis contra el mozo; y no escuchasteis? He aquí también su sangre es requerida.'

"José, que escuchaba, no pudo dominar su emoción, y salió y lloró. Al volver, ordenó que se atara a Simeón ante ellos, y le hizo volver a la cárcel. En el trato cruel hacia su hermano, Simeón había sido el instigador y protagonista, y por esta razón la elección recayó sobre él." Elena G. de White, Patriarcas y Profetas. págs. 227-228.

"Simeón y Leví seguían en edad a Rubén. Ambos se habían unido en su crueldad contra los siquemitas, y también habían sido los más culpables en la venta de José." Ibid., pág. 239.

"Esto fue solamente alrededor de dos años después de que los mismos hombres habían planeado y ejecutado el asesinato de los siquemitas. La memoria debió haber traído mu vívidamente todos esos eventos a la mente de José mientras estaba delante de sus hermanos y mandó que Simeón fuese atado como un rehén ante los ojos de los mismos hombres que una vez lo vieron atar a José con la intención de matarlo.

"Puede que le parezca extraño a algunos que elnombre de un hombre que era famoso solamente por asesinato y pecado pueda estar escrito sobre una de las peurtas de la santa ciudad de Dios, y que una docena de los ciento cuarenta y cuatro mil entrará en la ciudad de Dios llevando el nombre de ese hombre. Pero el hecho de que uno ha cometido pecado nunca lo excluirá del reino de Dios. Todos han pecado. Es el pecado que no ha sido confesado [del que no ha habido ningún arrpentimiento ni esfuerzo para vencerlo] lo que le impide a cualquier persona el recibir la vida eterna.

"Jesús es el único nacido de mujer que no tiene pecado. Solamente él de toda la familia de Adán tendrá por toda la eternidad un registro descubierto. Ninguna partde de su registro estará cubierta. Pero el registro de nuestra vida, arruinado por el pecado, estará cubierto por la justicia de Cristo. La sangre de Cristo puede limpiar del pecado del tinte más oscuro, y aun los asesinos pueden entrar en el cielo, no como asesinos, sino como pecadores que han sido perdonados; porque si tus 'pecados fueren como la grana, como la vieve serán emblanquecidos: si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana'." [Isaías 1:18.]


"Recogidos de la pecaminosidad y maldad de la última generación, habrá doce mil redimidos, quienes a través de la virtud de la sangre de Cristo, serán injertados en la tribu de Simeón, y durante toda la eternidad, representarán esa tribu en la tierra nueva." S. N. Haskell, The Cross and Its Shadow, págs. 297-298.

"Una terrible imagen de la condición del mundo me ha sido presentada. La inmoralidad abunda por todas partes. La conducta licensiosa es el pecado especial de esta era." Testimonies, tomo 2, pág. 346.

"La sensualidad es el pecado de la era. Pero la religión de Jesucristo sostendrá las líneas del control sobre toda especia de libertad indebida; las facultades morales tendrán las líneas de control sobre todo pensamiento, palabra y acción." Medical Ministry, págs. 142-143.

Resumen:

Simeón tuvo seis hijos, cuyos descendientes formaron la tribu que llevaba su nombre. Génesis 46:10.

La tribu contaba con 22,200 cuando entraron en la tierra prometida. Números 26:12-14.

Simeón no produjo ningún personaje notable en el registro sagrado de la Biblia.


Concluido. Continuaremos con la tribu de Leví.

Sunday, September 29, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 6


Simeón [Oída] -Continuación.

"Cuando la tierra fue dividida entre las diferentes tribus, a Simeón no se le dio ninguna parte; pero la parte de Judá era demasiado grande para esa tribu, se le permitió a Simeón ocupar una porción de la heredad de Judá. Después algunos de los simeonitas se vieron obligados a buscar nuevo territorio, y de esa manera fueron separados del resto de sus hermanos. [Véase 1 Crónicas 4:27, 39, 42.]

"En los escritos de los doctores judíos antiguos se declara que la tribu de Simeón se volvió tan destituida en el lugar de sus moradas que una gran cantidad de ellos se vieron obligados a buscar su sustento entre las otras tribus al convertirse en los maestros de sus niños. Verdaderamente fueron “apartados” [divididos] y “esparcidos” en Israel.

"Cuando Israel fue numerado en el Sinaí, Simeón tenía 59,300 hombres de guerra. Solamente dos tribus lo sobrepasaban en fortaleza. Pero cuando Israel fue numerado nuevamente en Sittim, Simeón era la más débil de todas las tribus, contando con solamente 22,200. ¿Por qué este gran cambio? Los hombres fuertes de Simeón no sacrificaron sus vidas en el campo de batalla, peleando por la honra de Dios, fueron muertos a causa de la inmoralidad de sus propios corazones. El capítulo veinticinco de Números relata la triste historia de la ruina de Simeón. Parece, a partir del registro, que los principales hombres de Simeón fueron los líderes de esa gran apostasía. Se convirtieron en caza para las rameras de Madián. Verdaderamente 'a muchos ha hecho caer heridos; Y aun los más fuertes han sido muertos por ella'. [Proverbios 7:26.]

"Salomón, el más sabio de todos los hombres, quien fue llamados tres veces el amado de Dios, se convirtió en un esclavo de su pasión y de esa manera, sacrificó su integridad al mismo poder hechizador. [Véase Nehemías 13:26.]

"Las costas del río del tiempo están llenas de los restos de los naufragios de caracteres que han naufragado sobre la roca de la indulgencia sensual. Israel se convirtió en una víctima de la inmoralidad antes de que cayese en la idolatría. Cuando la licencia domina el corazón, otros pecados le siguen rápidamente.

"'Bienaventurados los de limpio corazón'. [Mateo 5:8.] 'Mejor es el que...que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad'. [Proverbios 16:32.] S. N. Haskell, The Cross And Its Shadow, págs. 295-296.

"El conocerse a uno mismo es un gran conocimiento. El verdadero conocimiento de uno mismo lleva a una humildad que abre el camino para que el Señor desarrolle la mente y moldee y discipline el carácter." Elena de White, Counsels to Parents, Teachers and Students, pág. 419.

[Hay quienes también consideran que el pecado de Simeón y Leví fue un acto tanto de justicia propia como de venganza.]

"Algunos suponen que la omisión del nombre de Simeón en las bendiciones de Moisés de debió al hecho de que Moisés estaba indignado en contra de la tribu a causa de su comportamiento den Sittim.

"Se dice poco acerca de la postura de la tribu cuando el reino fue dividido; pero hay dos referencias que parecen indicar que sus simpatías estaban del lado del reino de Israel. [Véase 2 Crónicas 15:9; 2 Crónicas 34:6.]" S.M. Haskell, The Cross And Its Shadow, pág. 296.

Continuará...

Sunday, September 22, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 5


Simeón [Oída] -Continuación.

"Hay algo patético en todo el asunto. El príncipe de Sichêm había arruinado a Dina, la única hija de Jacob. Es fácil imaginar como una hermana única sería amada y atesorada por sus hermanos, y especialmente por los hijos de Lea, quien también era la madre de Dina. Cuando Jacob le reprochó a Simeón y a Leví el asesinato, su única respuesta fue: '¿Había él de tratar á nuestra hermana como á una ramera?'[Génesis 34:31.]" Stephen, N. Haskell, The Cross and Its Shadow, págs. 293-294.

[Nota Editorial: Es interesante observar que en una sociedad dominada por el género masculino, y teniendo Jacob tantos hijos varones quienes pudieron haber perfectamente escoltado a su hermanita Dina al festival y haberla traído de vuelta a su padre sana y salva, nadie tomó semejante precaución. También Jacob era un hombre rico, con muchos criados, una criada de confianza hubiera podido haber chaperoneado a la muchacha con ayuda de un siervo más joven y capaz de protegerlas. Pero tampoco se tomó esa precaución. Es posible que la familia, habiendo vivido en el lugar por tanto tiempo, haya confiado en los paganos a su alrededor más de lo que debía, y por eso ocurriera esta tragedia que podía haberse evitado.]

"Evidentemente el amor por su hermana provocó el acto de venganza. También querían rescatarla; porque Dina había sido atraída a la casa del príncipe de Sichêm, y después del asesinato, Simeón y Leví la trajeron de vuelta a su casa con ellos. [Génesis 34:26.]

"Las palabras que Jacob le dijo a Simeón demuestran que Dios no pasa por alto el pecado en nadie. El hecho de que su única hermana fue arruinada no era excusa para cometer el terrible acto de venganza.

"Cuando los hijos de Jacob se reunieron alrededor del lecho de su padre para recibir su bendición de despedida, el ver a Simeón y a Leví trajo a la mente del patriarca moribundo de una manera vívida los detalles de ese asesinato cometido alrededor de cuarenta años atrás, y él exclamó: ‘Simeón y Leví, hermanos: Armas de iniquidad su armas. En su secreto no entre mi alma’. Y como si se estremeciera solamente de pensar que su nombre pudiera ser ennegrecido por su malvado curso de acción, continuo: ‘Ni mi honra se junte en su compañía; Que en su furor mataron varón, Y en su voluntad arrancaron muro. Maldito su furor que fue fiero; Y su ira, que fue dura: Yo los apartaré en Jacob, Y los esparciré en Israel.’ [Génesis 49:5-7.]

“Ambas tribus fueron “apartadas” [divididas] y “esparcidas.” ¡Pero en forma muy diferente! Los levitas tenían posiciones de honor y fueron esparcidos por el país como educadores religiosos y sacertotes [véase 2 Crónicas 17:7-9.] La dispersion de la tribu de Simeón se debió a elementos corruptores dentro de la tribu misma, los cuales redujeron sus números y finalmente resultaron en echarlos de su heredad.” Stephen N. Haskell, The Cross and Its Shadow, pág. 294.

Continuará...

Sunday, September 15, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 4


"Y cantaban como un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro animals, y de los ancianos: y ninguno podía aprender el cántico sino aquellos cuarenta y cuarto mil, los cuales fueron comprados de entre los de la tierra." Apocalipsis 14:3.

"Ahora, fíjense, fueron comprados de entre los de la tierra y cantan un cántico que ningún hombre puede aprender. Ese debe ser uno que aprendieron en la experiencia que todos tuvieron, algo similar al cántico de Moisés en la ribera de la liberación de los egipcios. Ningún otro pueblo pudo haber cantado ese cántico porque era el cántico de su liberación...Estos cinco versículos muestran a los ciento cuarenta y cuatro mil en su estado inmortal, redimidos de entre los de la tierra (no fuera de ella). 'Estos son los que con mujeres no fueron contaminados'" The 144,000 Joseph Bates Sabbath Controversy #3
pág. 217. [Falsas iglesias. Véase Apocalipsis 14:1-5; 8-11; 15:2.]

"'Estos, los que siguen al Cordero por dondequiera que fuere'. El texto dice que ellos le siguen, y Juan muestra que lo hacen en su estado glorificado...'Estos fueron redimidos comprados [REDIMIDOS de entre los hombres por primicias para Dios y para el Cordero'. Las primicias no pueden existir hasta que haya una siega, y eso no puede ocurrir hasta que Jesús no meta su hoz aguda y coseche [véeanse los versículos 15, 15.] Recuerden también que la descripción que Juan hace de los 144,000 estando con Jesús es después de que él ha recogido la cosecha de la tierra. Vean cuán perfectamente esto harmoniza con la figura de Jesús como los primeros frutos para Dios o el primer manojo de la primera cosecha de cebada, para simbolizar su resurrección; desde ese tiempo, él ha estado trabajando con su Padre para obtener esta cosecha misma, Para que la figura armonize con el fruto, la cosecha debe venir en el tiempo de la siega, no en el de plantar la semilla. Estos on las primicias para Dios y al mismo tiempo para el Cordero. Que yo haya visto, los justos muertos no se representan como frutos en ninguna parte antes de la resurrección [Mateo7:52,53] y se nos dice que Efesios 4:8 se cumplirá al pie de la letra." Ibid., págs. 217-218.

Simeón [Oída]

"Y concibió otra vez [Lea] y parió un hijo, y dijo: Por cuanto oyó Jehová que yo era aborrecida, me ha dado también éste. Y llamó su nombre Simeón." Génesis 29:33.

"A las hijas no se les enseña a tener abnegación y dominio propio. Se las mima y se fomenta su orgullo. Se les permite cumplir su voluntad hasta que se vuelven obstinadas y no se sabe ya qué conducta seguir para slavarlas de la ruina." El Hogar Adventista, pág. 43.

"Y Salió Dina la hija de Lea, la cual había ésta parido á Jacob, á ver las hijas del país. Y vióla Sichêm, hijo de Hamor Heveo, príncipe de aquella tierra, y tomóla, y echóse con ella, y la deshonró.Mas su alma se apegó á Dina la hija de Lea, y enamoróse de la moza, y habló al corazón de la joven. Y habló Sichêm á Hamor su padre, diciendo: Tómame por mujer esta moza. Y oyó Jacob que había Sichêm amancillado á Dina su hija: y estando sus hijos con su ganando en el campo, calló Jacob hasta que ellos viniesen. Y dirigióse Hamor padre de Sichêm á Jacob, para hablar con él. Y los hijos de Jacob vinieron del campo cuando lo supieron; y se entristecieron los varones, y se ensañaron mucho, porque hizo vileza en Israel echándose con la hija de Jacob, lo que no se debía haber hecho. Y Hamor habló con ellos, diciendo: El alma de mi hijo Sichêm se ha apegado á vuestra hija; ruégoos que se la deis por mujer. Y emparentad con nosotros; dadnos vuestras hijas, y tomad vosotros las nuestras. Y habitad con nostros; porque la tierra estará delante de vosotros; morad y negociad en ella, y tomad en ella posesión. Sichêm también dijo á su padre y á sus hermanos: Halle yo gracia en vuestros ojos, y daré lo que me dijereis. Aumentad á cargo mío mucho dote y dones, que yo daré cuanto me dijereis, y dadme la moza por mujer. Y respondieron los hijos de Jacob á Sichêm y á Hamor su padre con engaño; y parlaron, por cuanto había amancillado á Dina su hermana. Y dijéronles: No podemos hacer esto de dar nuestra hermana á hombre que tiene prepucio; porque entre nosotros es abominación. Mas con esta condición os haremos placer: si habéis de ser como nosotros, que se circuncide entre vosotros todo varón; Entonces os daremos nuestras hijas, y tomaremos nosotros las vuestras; y habitaremos con vosotros, y seremos un pueblo. Mas si no nos prestareis oído para circuncidaros, tomaremos nuestra hija, y nos iremos. Y parecieron bien sus palabras á Hamor y á Sichêm, hijo de Hamor. Y no dilató el mozo hacer aquello, porque la hija de Jacob le había agradado: y él era el más honrado de toda la casa de su padre. Entonces Hamor y Sichêm su hijo vinieron á la puerta de su ciudad, y hablaron á los varones de su ciudad, diciendo: Estos varones son pacíficos con nosotros, y habitarán en el país, y traficarán en él: pues he aquí la tierra es bastante ancha para ellos: nosotros tomaremos sus hijas por mujeres, y les daremos las nuestras. Mas con esta condición nos harán estos hombres el placer de habitar con nosotros, para que seamos un pueblo: si se circuncidare en nosotros todo varón, así como ellos son circuncidados. Sus ganados, y su hacienda y todas sus bestias, serán nuestras: solamente convengamos con ellos, y habitarán con nosotros. Y obedecieron á Hamor y á Sichêm su hijo todos los que salían por la puerta de la ciudad, y circuncidaron á todo varón, á cuantos salían por la puerta de su ciudad. Y sucedió que al tercer día, cuando sentían ellos el mayor dolor, los dos hijos de Jacob, Simeón y Leví, hermanos de Dina, tomaron cada uno su espada, y vinieron contra la ciudad animosamente, y mataron á todo varón. Y á Hamor y á Sichêm su hijo los mataron á filo de espada: y tomaron á Dina de casa de Sichêm, y saliéronse. Y los hijos de Jacob vinieron á los muertos y saquearon la ciudad; por cuanto habían amancillado á su hermana. Tomaron sus ovejas y vacas y sus asnos, y lo que había en la ciudad y en el campo, Y toda su hacienda; se llevaron cautivos á todos sus niños y sus mujeres, y robaron todo lo que había en casa. Entonces dijo Jacob á Simeón y á Leví: Habéisme turbado con hacerme abominable á los moradores de aquesta tierra, el Cananeo y el Pherezeo; y teniendo yo pocos hombres, juntarse han contra mí, y me herirán, y seré destruido yo y mi casa. Y ellos respondieron ¿Había él de tratar á nuestra hermana como á una ramera?" Géenesis 34. Reina Valera Antigua.

[Nota Editorial: Algunos eruditos creen que Jacob tenía ya siete años viviendo en la tierra cuando la tragedia de Dina aconteció. Que Dina tenía unos siete años cuando ellos llegaron a esa parte de Canaán y que tenía unos catorce o quince años cuando acontecieron estos sucesos. No se sabe a ciencia cierta por qué ella salió a ver a las "hijas del país", pero el hisotriador judío Josefo dijo que fue en uno de sus festivales. Es evidente que la tragedia de Dina fue un acto de violencia y que ella no dio su consentimiento para nada, y que estaba detenida por la fuerza en la casa de Sichêm. Allí fue encontrada cuando Simeón y Leví atacaron la ciudad.]

"La mayor evidencia de nobleza que haya en el cristiano es el dominio propio." El Deseado de Todas las Gentes, pág. 269.

"La estada de Jacob y de sus hijos en Siquem terminó en la violencia y el derramamiento de sangre. La única hija de la familia fue deshonrada y afligida; dos hermanos de ésta se hicieron reos de asesinato; una ciudad entera fue víctima de la matanza y la ruina, en represalia de lo que al margen de la ley hiciera un joven arrebatado. El origen de tan terribles resultados lo hallamos en el hecho de que la hija de Jacob, salió 'a ver las hijas del país,' aventurándose así a entrar en relaciones con los impíos. El que busca su placer entre los que no temen a Dios se coloca en el terreno de Satanás, y provoca sus tentaciones." Patriarcas y profetas, pág. 203.

[Simeón y Leví eran hermanos, no solamente surgiendo de los mismos padres, sino que poseían la misma clase de disposición: empecinada, engañosa, vengativa y cruel. "Mejor es el que tarde se aira que el fuerte; Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad." Proverbios 16:32. Véase también Proverbios 14:29; 15:18.]

"La traidora crueldad de Simeón y Leví no fue inmotivada; pero su proceder hacia los siquemitas fue un grave pecado. Habían ocultado cuidadosamente sus intenciones a Jacob, y la noticia de su venganza le llenó de horror. Herido en lo más profundo de su corazón por el embuste y la violencia de sus hijos, sólo dijo: 'Habéisme turbado con hacerme abominable a los moradores de aquesta tierra,...y teniendo yo pocos hombres, juntarse han contra mí, y me herirán, y seré destruído yo y mi casa.' El dolor y la aversión con que miraba el hecho sangriento cometido por sus hijos se manifiesta en las palabras con las cuales recordó ese acto, casi cincuenta años más tarde cuando yacía en su lecho de muerte en Egipto: 'Simeón y Leví, hermanos: armas de iniquidad sus armas. En su secreto no entre mi alma, ni mi honra se junte en su compañía;...maldito su furor que fue fiero; y su ira, que fue dura.' (Gén. 49:5-7.)

"Jacob creyó que había motivo para humillarse profundamente. La crueldad y la falsía se manifestaban en el carácter de sus hijos. Había dioses falsos en su campamento, y hasta cierto punto la idolatría estaba ganando terreno en su familia. Si el Señor los tratara según lo merecían, ¿no los abandonaría a la venganza de las naciones circunvecinas?" Patriarcas y Profetas, pág. 204.

"Simeón era el segundo hijo de Lea, la esposa no amada de Jacob. Era un hombre de fuertes pasiones. Su vida y la de la tribu que llevaba su nombre contienen algunas de las manchas más oscuras en la historia del antiguo Israel." The Cross and Its Shadow, por Stephen N. Haskell, pág. 293.

Continuará...

Sunday, September 8, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 3


Rubén —Continuación.

"Son instables más que la superficie de las aguas; Su porción es maldita en la tierra; No andarán por el camino de las viñas." Job 24:18.

"Los hijos que nacen de padres dominados por pasiones corrompidas resultan inútiles. ¿Qué puede esperarse de tales hijos sino que se hundan más bajo que sus padres? ¿Qué puede esperarse de esta generación naciente? Miles carecen de principios. Estos mismos transmiten a su posteridad sus propias pasiones miserables y corruptas. ¡Qué legado! Miles arrastran sus vidas sin principios, contaminan a los que viven con ellos; y perpetúan sus pasiones degradantes, transmitiéndolas a sus hijos. Asumen la responsabilidad de darles la estampa de su propio carácter." Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 258-259.

"Oid, cielos, y escucha tú tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y engrandecílos, y ellos se rebelaron contra mí....Y queda la hija de Sión como choza en viña, y como cabaña en melonar, como ciudad asolada. Si Jehová de los sjércitos no hubiera hecho que nos quedasen muy cortos residuos, como Sodoma fuéramos y semejantes a Gomorra....Lavad, limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de ante mis ojos; dejad de hacer lo malo: Aprended a hacer bien: buscad juicio, restituid al agraviado, oid en derecho al huéerfano, amparad a la viuda. Venid luego, dirá Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos: si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra: Si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada: porque la boca de Jehová lo ha dicho." Isaías 1:2, 8, 9, 16-20.

"Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma." 2 Pedro 2:11.

"¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No son de vuestras concupiscencias, las cuales combaten en vuestros miembros?" Santiago 4:1.

"Así que amados, pues que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda inmundicia de carne y de espíritu, perfeccionando la santificación en el temor de Dios." 2 Corintios 7:1.

"Fue por la complacencia del apetito que nuestros primeros padres pecaron y cayeron. Cristo redimió el fracaso del hombre. En el desierto de la tentación soportó la prueba que el hombre había fallado en soportar. Minetras sufría los más intensos dolores del hambre, débil y enflaquecido del ayuno, Satanás estuvo allí con sus múltiples tentaciones para asaltar al Hijo de Dios, para aprovecharse de su debilidad para poder vencerlo, y de esa manera impedir el plan de la redención. Pero Cristo fue firme. Venció a favor de la raza, a fin de rescatarla de la degradación de la caída. Mostró q ue en su fortaleza es posible para nosotros vencer." Historical Sketches of the Foreign Missions of the Seventh=day Adventists, págs. 207-208.

"Generalmente, a los hijos les es trasmitido como unlegado, el apetito y las pasiones de los padres, de un manera intensificada." The Signs of the Times, 1 de julio del 1880.

"La historia de la tribu es un registro de fracasos en llevar a cabo los propósitos de Dios. Como Rubén, el primogénito, tuvo la oportunidad de ser un lider, así la tribu de Rubén, situada en las fronteras de Moab, hubiera podido serle fiel a Dios, y haber sido un faro de luz para conducir a los paganos al verdadero Dios; pero ellos, como su padre Rubén eran 'corrientes [inestables] como las aguas'.

"A pesar de que el patriarca y sus descendientes fracasaron en llevar a cabo los propósitos de Dios, sin embargo, el nombre de Rubén será perpetuado, porque a través de la eternidad, millones sin cuento de los redimidos leerán ese nombre sobre una de las puertas de perla de la Nueva Jerusalén. Doce mil de los ciento cuarenta y cuatro mil serán de esta clase, y entrarán en el reino de Dios bajo el nombre de Rubén.

"¿Cómo puede ser honrado de esa manera uno que aparentemente hizo de su vida un fracaso? Ese es el gran misterio de la piedad. [Véase Jueces 5:16; Lamentaciones 3:40; Apocalipsis 3:21; 2 Corintios 10:4-5.] ¿Cómo puede ser que el ladrón, que hizo un completo desastre de su vida, esté con el Salvador en el paraíso? Es a través del poder de la sangre de Cristo, el Redentro que perdona el pecado.

"Cuando Moisés pronunció su bendición de despedida sobre las tribus de Israel, dijo acerca de Rubén: 'Viva Rubén y no muera; y sean sus varones en número.' [Deuteronomio 33:6.] Podríamos preguntarnos cómo un carácter 'corriente [inestable] como las aguas' pudiera 'vivir' y no 'morir'; pero el curso de acción tomado por Rubén en el tiempo de una gran crisis en Israel, explica cómo una persona tal puede ser un vencedor.

"En el tiempo de la batalla de Megido, la cual, en muchos aspectos, es un tipo de la batalla final del Armagedón, se declara que en 'las divisiones de Rubén grandes fueron las disquiciones del corazón' [Jueces 5;16, última parte.] Ahí está el secreto de todo el asunto.

"Hay multitudes en el mundo hoy día con caracteres como el de Rubén. Son inestables "como las aguas", sin ninguna fuerza en sí mismos para hacer nada bueno; pero si comenzaran fervientemente a escudriñar sus corazones, descubrirían su propia debilidad, y se vuelven a Dios, el vendría en su rescate, y pronunciaría acerca de ellos, como lo hizo acerca de Rubén antaño: "Dejad que este viva y no muera." Stephen N. Haskell, The Cross and Its Shadow, págs. 291-292.

Resumen Acerca de Rubén:

Si hubiera apreciado la primogenitura, hubiera recibido:

-Una doble porción de propiedad.

-El sacerdocio de la familia.

-Hubiera sido el progenitor de Cristo.

Rubén tuvo cuatro hijos [Enoch, Phallu, Esrón y Charmi, 1 Crónicas 5:3] cuyos descendientes formaron la tribu que llevaban su nombre.

La tribu tenía 43,730 hombres cuando entraron en la tierra prometida. Números 26:7.

Los rubenitas fueron llevados cautivos a Asiria. 1 Crónicas 5:26.


Continuaremos con la tribu de Simeón.

Sunday, September 1, 2013

Las Tribus de Israel — Parte 2



Rubén —Continuación.

"Hay en el verdadero carácter cristiano una cualidad indomable que no puede ser moldeada ni sometida por las circunstancias adversas. Debemos tener fortaleza moral, una integridad que no puede ser alabada, sobornada o aterrorizada." Help In Daily Living, pág. 42.

"Si el carácter moraly el estado espiritual de los hijos de Dios no corresponden a las bendiciones, los privilegios y la luz que él les ha concedido, aquéllos son pesados en la balanza, y los ángeles los declaran faltos." Joyas de los Testimonikos, tomo 1, pág. 157.

"Cuando los jóvenes adoptan prácticas viles mientras su espíritu es tierno, nunca obtendrán fuerza para desarrollar plena y correctamente su carácter físico, intelectual y moral." Ibid., pág. 258,

"En su lecho de muerte, Jacob describió el carácter que Rubén, como su primogénito, hubiera podido poseer. "Rubén, tú eres mi primogénito, mi fortaleza, y el principio de mi vigor; Principal en dignidad, principal en poder." Podemos imiginarnos el triste tono de la voz del patriarca mientras describía el verdadero carácter de su primogénito, el que hubiera podido haber tenido el respeto de todos, —"Corriente como las aguas, no seas el principal". Génesis 49:3, 4.

"Hubo indicaciones en la historia de Rubén de la excelencia de la dignidad del poder que originalmente le fueron conferidos, como se ve en su gesto de amabilidad en llevarle las mandrágoras a su madre [Génesis 30:14], y en tratar de salvar la vida de José cuando sus hermanos estaban determinados a matarlo [Génesis 37:21, 22, 29.] The Cross and Its Shadow, pág. 289.

"Si no hubiese sido por Rubén, habrían realizado su intención. Éste retrocedió ante la idea de participar en el asesinato de su hermanom y propuso arrojarlo vivo a una cisterna y dejarlo allí para que muriese, con la intención secreta de librarlo y devolverlo a su padre. Después de haber persuadido a todos a que asintieran a su plan, Rubén se alejó del grupo, temiendo no poder dominar sus sentimientos, y descrubrir su verdadera intención." Patriarcas y Profetas, pág. 211.

"Rubén volvió a la cisterna, pero José no estaba allí. Alarmado y acusándose a sí mismo, desgarró sus vestidos y buscó a sus hermanos, exclamando: 'El mozo no parece; y yo, ¿adónde iré yo?' Cuando supo la suerte de José y que ya era imposible rescatarlo, Rubén se vio obligado a unirse con los demás en la tentativa de ocultar su culpa." Patriarcas y Profetas, pág. 212.

"Rubén tenía un carácter vacilante, "corriente [inestable] como las aguas". Su padre tenía poca confianza en su palabra; porque cuando sus hermanos deseaban llevar a Benjamín a Egipto, Jacob no confió en la promesa de Rubén de devolver a Benjamín a salvo a su padre, pero cuando Judá se ofreció como garante de la seguridad del muchacho, Jacob aceptó la oferta.

"La naturaleza inestable de Rubén parece haber sido transmitida a sus descendientes. El mismo carácter egoísta fue exhibido por la tribu de Rubén cuando desearon tomar posesión del primer territorio que fue conquistado cuando salieron de Egipto. Evidentemente, Moisés se dio cuenta de sus motivos al hacer la petición, sin embargo, les concedió sus posesiones "de estotra parte del Jordán," [véas Números 32:1-33] como resultado de su petició estuvieron entre las primeras tribus en ser llevadas cautivas a Asiria Thiglath-pilneser, rey de Asiria alrededor del añ0 740 A.C. [Véase Números 32;1-33; 1 Crónicas 5:26.]


"La palabras proféticas del patriarca "no seas el principal," se cumplieron en la historia de la tribu de Rubén. Ese tribu no proveyó ningún juez, ningún profeta, ni heroe, a menos que se considere a Adina y a los treinta hombres con él, quienes fueron contados entre los valientes del ejército de David. Sin lugar a dudas, esos hombres estuvieron entre los ciento veinte mil de las tribus de Rubén, Gad, y Manasés que subieron a Hebrón para hacer a David rey sobre Israel. (Véase 1 Crónicas 12:37-38.) The Cross and Its Shadow, pág. 290.

[Nota Editorial: Esta tribu no alcanzó ninguna preponderancia en Israel, y cuando Moisés hizo el censo de ellos en el desierto, registrado en Números 1:21, no era tan numerosa como por ejemplo las tribus de Judá o la de Dan. Rubén mismo parece haber perdido toda influencia sobre sus hermanos, a la cual la primogenitura le daba derecho, porque cuando habló a sus hermanos para que no le hicieran daño a José, ellos no le escucharon. Véase Génesis 42:22. Era "corriente" o inestable ocmo las aguas no tenía dominio sobre sí ni sobre sus apetitos.]

"Dathán y Abiram, de la tribu de Rubén, con Coré el levita, fueron mencionados por la rebelión que instigaron en el campo de Israel; y su destrucción fue una lección objetiva del destino de todos los que sigan un curso de acción similar. [Véase Números 16:1, 31; Deauteronimio 11:6.]

"El terrirotio que fue escogido por los rubenitas los colocó en una gran cercanía a Moab. Las ciudades de la heredad de Rubén (Hesbón, Eleale, Kiriathaim, Nebo. Baal-meón y Sibma) nos son familiares como ciudades moabitas y no como israelitas. [Véase Números 31;37-38.]

No es extraño que rubén, alejado de esa manera del centro del gobierno nacional y de la religión nacional, abandonara la fe de Jehová. 'Porque como los hijos de Israel pecasen contra jehová su Dios, que los sacó de tierra de Egipto de bajo la mano de Faraón rey de Egipto, y temiesen a dioses ajenos, y anduviesen en los estatutos de las gentes que jehová había lanzado delante de los hijos de Israel, y en los de los reyes de Israel que hicieron; y como los hijos de Israel paliasen cosas no rectas contra Jehová su Dios,' [2 Reyes 17:7-8, 9, primera parte. Véase también 2 Reyes 10:32-33,] no volvemos a oir casi nada acerca de la tribu de Rubén hasta que Hazael, rey de Siria, tomó posesión de su territorio por un tiempo. Cuando como tribu, fracasaron completamente en hacer la obra que Dios tenía la intención de que hicieran en su propia tierra, el Señor permitió que Pul y Tiglath-pileser se los llevaran a la parte superior de Mesopotamia en donde permanecieron hasta que, al final de los setenta años de cautiverio, representatnes de las doce tribus fueron reunidos nuevamente en la tierra prometida.[Véase 2 Reyes 17; Esdras 6:17; 8:35; Nehemías 7:73.]" The Cross and Its Shadow, págs. 290-291.


Continuará....